Embajada: Las casas para los ricos

Gabriel Rufián (ERC) y Pablo Iglesias (Podemos)

Gabriel Rufián (ERC) y Pablo Iglesias (Podemos)

Pero a partir de ahora, gracias a Pablo Iglesias y sus secuaces, ni siquiera eso.

Flaco favor le ha hecho el rojerío más extremo (Podemos, Esquerra y Bildu) a los más desfavorecidos con su enmienda para prohibir los deshaucios por impago de alquileres e hipotecas. A partir de ahora, cuando alguien vaya a alquilar un piso el propietario, como el banco en el caso de las hipotecas, va a ser mucho más exigente con las garantías antes de dejar que alguien se meta en su casa.

Es lógico. Si aumenta mi riesgo al impago, yo aumentaré mis exigencias para que ese impago no llegue a producirse. Me tendrá que avalar usted con su nómina, la de su pareja, la de su madre, su suegra y el amante de su suegra. Sino, no le alquilo el piso y usted se va vivir debajo de un puente.

Es lo que ha pasado con las hipotecas. Hay millones de españoles, que ahora tienen cuarenta y tantos años, que son propietarios de su vivienda porque hace quince años las daban con mucha facilidad. Cuando llegó la crisis, los bancos vieron que no iba a ser tan fácil como habían previsto recuperar la vivienda hipotecada. Por eso ahora, te piden más ingresos y te dan menos dinero. Consecuencia: el trabajador que antes podía comprarse una casa, ahora tiene que vivir de alquiler. Pero a partir de ahora, gracias a Pablo Iglesias y sus secuaces, ni siquiera eso.

Con amigos así, los pobres no necesitan enemigos.

Comenta esta noticia
Update CMP