15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

9 maneras de reutilizar tu camisa blanca esta primavera

No hay prenda más versátil pero si no quieres que resulte aburrida, sigue estos consejos

Es uno de los indispensables en cualquier fondo de armario. Invertir en una camisa blanca siempre es una buena idea, así que no regatees y cómprala de buena calidad porque te durará mucho tiempo. El único problema es renovarla cada temporada para que no sea aburrida, así que aquí te ofrecemos unos cuantos consejos para que esta primavera forme parte de tus looks más chic.

1- Evita combinarla siempre con negro

Es una de las tentaciones más habituales. Puede quedar muy elegante, pero también corres el riesgo de pasar desapercibida o de que te confundan con la camarera del restaurante. Procura mezclarla con estampados florales o animal print, que siguen estando a la última  

2- Cambia los botones

Es una de las maneras más fáciles y baratas de transformar tu camisa de siempre en otra. Hay miles de botones diferentes y muy originales. Puedes optar por unos vintage, por cambiar los blancos de siempre por unos de colores o por poner uno de cada color, las opciones son casi infinitas.

3- Acóplala a tu estilo Boho

Prueba a ponértela por fuera con un cinturón ancho y una falda hippy  o simplemente suelta y desabrochada con las mangas recogidas sobre una camiseta o un top que deje ver unos centímetros de piel.

4- Blanco total

Si combinada con negro puede tener sus pegas, con pantalones, ya sean vaqueros o palazzo, o con una falda del mismo color, tu camisa cobrará vida. Si esta es tu elección, no te olvides de que los complementos tienen que ir en otros colores para que no parezca que te has caído en un saco de harina 

5- Cuidado con los tonos

No todos los blancos son iguales, de hecho hay cantidad de matices que van desde el blanco huevo al grisáceo pasando por el blanco hielo o el roto. Asegúrate de que si la combinas con otras prendas blancas estas tienen el tono exacto.

6- Quítale protagonismo

Suéltate los botones y adorna tu escote con ese collar que acapare todas las miradas y que no te puedes poner con otra cosa so pena de parecer un puesto del mercadillo de Navidad. Una camisa blanca es el lienzo perfecto para que tus complementos más llamativos brillen con elegancia. Lo único que debes tener en cuenta es que los pendientes sean discretos. 

7- Tunéala

Unas puntillas en bolsillo y mangas, un bordado cosido en las solapas del cuello o alrededor de los puños... hay múltiples maneras de darle vida sin estropearla de manera que cuando te aburras puedas devolverle su aspecto inicial. Todo es cuestión de echarle un poco de imaginación y buen gusto

8- Mete la tijera

Si definitivamente estás aburrida de tu camisa porque ya te la has puesto varias temporadas, atrévete a meterle la tijera quitándole las mangas o transformando el cuello en uno Mao. Parecerá otra camisa.

9- Úsala de vestido

Si su largo te lo permite, atrévete a ponértela con un cinturón estrecho y nada más. Otra opción es robársela a tu chico, pero en ese caso ten cuidado de que los hombros no se descuelguen demasiado. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP