10 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un sedicioso, un secuestrador y los del 3% vasco: el siniestro club de Sánchez

Adriana Lastra junto a la diputada de Bildu Mertxe Aizpurua.

Adriana Lastra junto a la diputada de Bildu Mertxe Aizpurua.

Al presidente en funciones se le está quedando un plantel de socios de todo menos fotogénico tras la condena por corrupción que ha dado de lleno al PNV, la reunión con Bildu y más.

"Respeto a la sentencia" y "satisfacción por el hecho de que conductas reprochables (...) sean sancionadas y expulsadas del ámbito político e institucional".

Eso es todo lo que este martes tenía que decir el PSE -y además vía comunicado- al respecto del fallo por el mayor caso de corrupción del País Vasco hasta la fecha, que llevará a prisión a tres exaltos cargos del PNV. No vaya a ser que los de Andoni Ortuzar se enfaden y nieguen el pan y la sal a Pedro Sánchez en plenas negociaciones para la investidura. 

Al presidente en funciones se le está quedando un plantel de aliados poco fotogénico. No se salva uno. El PNV y su Gürtel (el tribunal da por probada la existencia de una trama para cobrar comisiones de obras públicas adjudicadas irregularmente) es el último, que no el único. 

Este mismo martes el Tribunal Supremo decidió procesar a la portavoz de Junts per Catalunya en el Congreso, Laura Borràs, acusada de trampear concursos públicos para favorecer a un amigo suyo cuando presidía la Institució de les Lletres Catalanes. Y además justo el día en que se producía esta foto:

 

JxCat, ese partido al que corteja Sánchez, cuyo líder lleva huido en Bruselas más de dos años y que tiene un presidente de la Generalitat que podría ser inhabilitado por desobediencia no tardando mucho por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (por no retirar lazos amarillos de edificios públicos en campaña).

Como inhabilitado lo está Oriol Junqueras, éste sí socio preferente del presidente en funciones, que deshoja la margarita de la investidura de Sánchez desde la cárcel de Lledoners. Allí han ido a visitarle varios emisarios del candidato del PSOE para interceder por él, entre ellos los líderes de CCOO y UGT. 

Más socios: Bildu, que este martes recibía "carta de normalidad democrática" -en palabras del popular Alfonso Alonso- al reunirse con los socialistas Adriana Lastra y Rafael Simancas en el Congreso. 

 

Los herederos de Batasuna, liderados por Arnaldo Otegi (condenado por pertenencia a ETA y por el secuestro del director de Michelín en Vitoria, Luis Abaitua) presumieron después de que el encuentro se había desarrollado en un clima "cordial, constructivo, respetuoso y sincero". 

Hace menos de un mes Sánchez tuiteaba en recuerdo del exministro socialista Ernest Lluch, asesinado hace 19 años con dos disparos por la espalda. Y proclamaba el presidente en funciones: "En nuestra memoria, siempre". 

 

Este martes la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, recordaba en Twitter la lista de militantes socialistas asesinados por los etarras.

 

También han de ser cooperadores necesarios de Sánchez los nacionalistas canarios, que en las últimas elecciones generales concurrieron juntos: Nueva Canarias y Coalición Canaria. El expresidente regional y senador por las islas, Fernando Clavijo (de CC), está imputado por varios delitos de corrupción.

Lastra se verá este miércoles con el BNG, con la aspiración de que su único diputado también se abstenga. El Bloque Nacionalista Galego es un partido que concurrió a las europeas de mayo en coalición con ERC, aceptando como cabeza de lista a Junqueras. Y un partido que proclama: "Galicia es una nación y tiene derecho a la autodeterminación".

Estos son, pues, los socios de Sánchez.

Comenta esta noticia
Update CMP