23 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Además de las mentiras de su casa, esto es lo que quita el sueño a Teresa Campos

Cuando saltó el penúltimo varapalo que ha golpeado duro a la veterana comunicadora su reacción no se hizo esperar y tomó medidas a la primera. Razón no le falta y aquí están los datos.

 

 

No está siendo un mes tranquilo para la matriarca de las Campos. Tras la ruptura de relaciones con Jorge Javier Vázquez, la presentadora se despertaba este miércoles con la portada de la revista Lecturas asegurando la bancarrota económica de la madre de Terelu Campos y Carmen Borrego. Una información que ha colmado la paciencia de una Teresa que intenta mantenerse al margen de los dimes y diretes televisivos y que ahora más que nunca, reclama tan sólo un poco de calma y tiempo.

La revista ofrecía todo tipo de información sobre las deudas de la presentadora. Unas deudas que ascenderían a unos 700.000 euros y que, según la publicación, serían la principal causa por la que Teresa se hubiese visto obligada a volver a pisar los platós de Mediaset. En el texto informativo se detallaba que sobre la casa donde reside la presentadora existen varias hipotecas y que el Ayuntamiento de Las Rozas, le estaría reclamando el pago de varios meses del IBI por impago.

La reacción de la Campos no se hizo esperar y decidió por primera vez dejar claro a través de un comunicado que la información que se estaba publicando vulneraba “su honor y su imagen” y que se reservaba “iniciar cuantas acciones legales considere”. Advirtiendo al resto de los medios que incurrirían en la misma vulneración si daban publicidad a dichas informaciones.

Lo cierto es que Teresa en el momento que tuvo conocimiento de la portada dejó claro a todo el que levantó el teléfono para saber su opinión, que lo publicado “era mentira”, que las informaciones vertidas sobre su situación económica “estaban incompletas”, que sobre su casa “no existen dos hipotecas y que sus problemas con hacienda estaban recurridos”.

Y razón no le falta. El litigio judicial que mantiene la presentadora con la Administración Pública desde hace años se saldó hace unos meses, con una primera victoria de la Campos. La comunicadora pudo demostrar que había facturado y cotizado correctamente el 80% de la deuda reclamada y que estaba por encima del millón de euros. El resto, el 20% pendiente sigue recurrido y ella confía en que los tribunales le den de nuevo la razón, lo que supondría todo un alivio.

Mientras todo se calma y el reguero de enemigos de Teresa deja de aparecer en los programas de máxima audiencia, la Campos sigue pendiente de la venta de su casa que continúa siendo visitada por posibles compradores. Pero no es la única preocupación en estos momentos de la matriarca. Recuperar aquello que se rompió tras la entrevista en el Deluxe con Jorge Javier Vázquez es algo que le quita el sueño.

En los pasillos de Telecinco, los que los conocen, saben que el tiempo y el espacio son la mejor medicina para sanar las heridas de estos dos grandes profesionales que se quieren y sobre todas las cosas se admiran y se respetan.

Comenta esta noticia