Cataluña: la radicalización de Compromís agita la política valenciana

Ximo Puig defiende la ley y Enric Morera habla de involución democrática en Cataluña. Al debate se suma la directora de Àpunt.

La posición de PP y C's en la crisis catalana es clara: defensa de la Constitución y resto de leyes vigentes. Con la probable derivada valenciana de acusar ya y para los restos a Compromís de catalanismo, ese “fantasma” que nadie en la izquierda valenciana reconocía. El apoyo masivo de los cargos de la coalición naranja al referéndum ilegal de Cataluña acusando al Estado de ejercer como Estado puede haber cargado de munición electoral al centro-derecha, con lo que le gusta el tema a Isabel Bonig, Toni Cantó y Fernando Giner. Éste último incluso sacó el tema catalán en el Debate de la Ciudad de Valencia, aunque con ningún éxito porque el alcalde Joan Ribó debe ser de los pocos en Compromís que se ha puesto de perfil en esta crisis.

El “monotema” también afectará seguro al PSPV, aunque nadie sabe cuánto ni cómo. De ahí (y por convicción) que el presidente Puig se haya guardado mucho de poner tuits como el del presidente nacionalista de Les Corts, Enric Morera, pronosticando que “la acción represiva y autoritaria del Gobierno de Mariano Rajoy hará que los demócratas catalanes y del Estado den apoyo masivo al Referéndum”. Morera fue quien encendió la mecha en Compromís, a la que pasado un buen rato respaldó una renuente Mónica Oltra que salvó los muebles agarrándose a que “con la excusa de defender la Constitución no se pueden vulnerar derechos fundamentales”.

La cuenta oficial de la coalición en Twitter puso y borró mensajes de apoyo al referéndum en una jornada de miércoles que acabó con concentraciones contra el Gobierno aunque quien actuó en Cataluña fue el Estado y por orden de un juez.

Morera, un día después, ha vuelto a la carga reproduciendo un artículo de Manuel Castells titulado “represión” al que apostilla “la ignorancia es muy atrevida. Mi respuesta a los intolerantes, incultos e irresponsables que han provocado la involución democrática”. Tanto empeño en lucir en los mítines sonrisas, camisetas, sombreros y banderas de color naranja y de esconder las cuatribarradas, para nada.

En el PSPV, evidentemente también hay un alma nacionalista, con el conseller de Hacienda Vicent Soler a la cabeza. Twitter volvió a ser el canal elegido para el desahogo. El mensaje (en castellano) fue “las urnas son el mejor invento de la humanidad para resolver conflictos”. Mensaje al que la directora general de Àpunt, Empar Marco, respaldó con la frase (en valenciano) “efectivamente, democracia y libertad de expresión”.

Pero Ximo Puig, a la hora en la que Podemos y Compromís movilizaban a sus huestes para plantar cara al Gobierno, transmitía a través de un whastsapp de la Generalitat su apuesta en un acto público por que “se abra de forma urgente la negociación para la reforma del modelo de financiación autonómica” como una forma de despejar a córner. En sus mejores declaraciones del día el presidente se desmarcó de sus socios de Consell y de Botànic con la frase “desde luego la ley hay que cumplirla, porque no puede surgir una nueva ley de la ruptura de la ley”. Sin duda un buen tema de conversación para los números 1 y 2 de la autonomía valenciana.

PD: President: ¿tiene sentido poner un tuit de apoyo a los afectados por el terremoto de México en valenciano? (y más si sirve para lo que les ha servido a algunos).

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP