21 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Vox obliga a TVE a recular: no lo llamará "extrema derecha" y le dará más cancha

Abascal, en el Congreso.

Abascal, en el Congreso.

El partido de Abascal ha dado dos saltos de gigante en la radiotelevisión pública en días. En la campaña tendrá el mismo tiempo gratuito de propaganda electoral que PP, Cs y Unidas Podemos.



Los resultados obtenidos por Vox en las pasadas elecciones generales le han dado entrada por la puerta grande en TVE y RNE. 

La formación presidida por Santiago Abascal tendrá exactamente el mismo tiempo gratuito de propaganda electoral que el PP, Ciudadanos y Unidas Podemos durante la campaña tanto en la televisión como en la radio públicas, dando así un paso de gigante. Otro, después de que su líder vaya a estar en el debate a cinco del lunes 4 de noviembre.

La Junta Electoral Central ya está distribuyendo los espacios para esta campaña, que se desarrollará entre los días 1 y 8 de noviembre. Al tratarse de una repetición electoral durará la mitad de lo normal, una semana en vez de dos.

La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) establece en su artículo 64 que, en el reparto, tendrán 30 minutos los partidos que en las anteriores elecciones similares (en este caso las del 28 de abril) hubieran tenido un porcentaje de voto entre el 5 y el 20%. 

En esa horquilla están el PP (16,7% de los votos en las anteriores), Cs (15,86%), Unidas Podemos (14,31%) y también Vox (10,26%). Así que para todos lo mismo. En este caso serán 15 minutos en televisión y 15 en radio al ser una semana de campaña en vez de dos, el equivalente a 30 spots publicitarios en cada medio. 

Y en horarios de picos de audiencia: tras el Telediario de las tres de la tarde y el de las nueve de la noche, la franja más deseada justo al inicio del prime time.

Quién se lo iba a decir a Vox cuando, en la anterior campaña, tuvieron que conformarse con cinco minutos por semana (10 minutos en total) a horas de bajísima audiencia, como las siete de la mañana. Porque entonces eran un partido que no había obtenido representación en las anteriores generales, las de junio de 2016. 

Ahora tendrán incluso, a mayores, espacios gratuitos también en las desconexiones autonómicas para vender su mensaje: España siempre, como reza su eslogan. 

Vox ha reclamado ante la Junta Electoral Central lo que según la ley le corresponde, y la JEC le ha dado la razón. Esta victoria se suma a otra más. Recientemente la administradora provisional de RTVE, Rosa María Mateo, se ha comprometido por escrito a dejar de calificar a Vox como "partido de extrema derecha". 

Los diputados Macarena Olona y Manuel Mariscal registraron en el Congreso una pregunta dirigida a Mateo sobre los motivos por los que la radiotelevisión pública utilizaba tal apelativo. La respuesta ha sido que cuando Vox eclosionó consultaron con "académicos y politólogos" que convinieron que Vox es "extrema derecha". 

Pero que ahora Vox es "un partido lo suficientemente conocido como para no tener que ser etiquetado siempre". Éste es el escrito: 

Comenta esta noticia
Update CMP