Ni de Puig ni de Ábalos: la creciente sintonía entre dos familias del PSPV-PSOE

Mientras Puig y Ábalos miran cada uno hacia un lado, dentro de su partido muchas  miradas se posan en ellos

Mientras Puig y Ábalos miran cada uno hacia un lado, dentro de su partido muchas miradas se posan en ellos

Diversos actores en el Partido Socialista calibran el "menguante" poder interno de Puig y el "creciente" de Ábalos, que podría haber tocado techo

En los dos últimos años, y tras el rol plenipotenciario del secretario de organización, José Luis Ábalos, el socialismo valenciano está cordialmente unido por compartir el poder institucional e internamente fragmentado por adscribirse al liderazgo de su secretario general, Ximo Puig, o al del ministro torrentino y mano derecha del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En 2017, en la renovación de Puig de la secretaría general, ya compitieron. Ábalos y su entorno lanzaron al alcalde de Burjassot, Rafa García, que, aunque lejos de ganar, supuso un importante toque de atención para el presidente de la Generalitat. Desde entonces la ´familia abalista´ ha ido creciendo en número a medida que ha controlado las listas al Congreso o la elección de los diputados provinciales. 

Y, de manera paralela, también han ido emergiendo otros liderazgos menos visibles que, progresivamente, han crecido conforme aumenta el descontento por las decisiones adoptadas por Ximo Puig, entre ellas la de dejar entrever que volverá a presentarse a candidato a la Generalitat después de recalcar en el anterior congreso socialista que la de abril de 2019 sería la última vez.

La pujanza de Bielsa

Una de las figuras que coge progresivamente más fuerza es la del secretario de Relaciones Institucionales y Acción Territorial de la ejecutiva regional socialista, Carlos Fernández Bielsa. A ese cargo interno suma sus apabullantes victorias electorales en Mislata o la Vicepresidencia Tercera de la Diputación de Valencia y el control de la poderosa de delegación de Cooperación Municipal, que mueve subvenciones y ayudas a poblaciones. Bielsa agrupa, bajo su égida, a destacados alcaldes de su partido como los de Paterna (Juan Antonio Sagredo), Cullera (Jordi Mayor) o Benetússer (Eva Sanz), por citar algunos.

Otro referente interno relevante desde hace años, por su capacidad de concitar apoyos, por su habilidad estratégica en campañas electoral y por ser crítico con el sistema tradicional de ´familias´, lo constituye Bartolomé Nofuentes, teniente alcalde de Quart de Poblet y diputado de Proyectos Europeos de la Diputación de Valencia la pasada legislatura. Hasta que la ´abalista´ Mercedes Caballero, secretaría general provincial, decidió dejarlo fuera en junio de la designación de nuevos diputados. Nofuentes y su corriente Socialismo 3.0 tienen fuerte adscripción, además de en Quart de Poblet, en Silla, Sedaví o en comarcas de interior como La Canal de Navarrés o Utiel-Requena, entre otras agrupaciones.

La unión con Nofuentes

Hace medio año cada una de estas corrientes  iba andando su camino, hasta que llegaron al acuerdo de aliarse para competir por la presidencia de la Mancomunitat de l´Horta Sud frente al candidato propuesto por la dirección provincial, y por el secretario general comarcal, el concejal de Torrent Andrés Campos. La situación llegó hasta el punto irreconciliable de que hubo, como contó con detalle ESdiarioCV, dos candidaturas socialista en el pleno de investidura: la oficialista de Guillermo Luján, alcalde de Aldaia, y la alternativa de Eva Sanz. Y venció esta última, que englobaba a Socialistes 3.0 y a afines a Bielsa.

 

Desde entonces las relaciones se han ido estrechando. Coinciden en "diagnóstico de la situación" y mantienen reuniones con frecuencia para seguir la evolución interna del partido y abordar sus posibilidades de futuro. También han llegado a un acuerdo en recalcar "la actual debilidad" en el PSPV del presidente de la Generalitat, centrado en impulsar su perfil institucional pero cada vez con menos apoyos entre sus filas.

"En la provincia de Valencia le queda la comarca de La Safor excepto Oliva, media agrupación de Torrent, media de Moncada y poco más", calibran para hacer recuento del 'ximismo'. El reciente fichaje de Pablo Seguí como asesor de Presidencia, de manera que Puig lo recupera para la causa tras no renovar como diputado provincial, "busca reagrupar apoyos, aunque en su caso suma poco porque es lermista".

Respecto al potencial de Ábalos y de Mercedes Caballero, también consideran que "ha llegado hasta el máximo posible, porque más fuerza institucional que ahora no van a tener y dentro de dos años podría ser incluso menos". En esta tesitura se mueve este inicio de coalición interna socialista o de embrión de nueva ´familia´ a la que le faltaría un apellido, el del referente que se convertiría en su abanderado si deciden competir contra Ximo Puig, siempre que este opte finalmente a la reelección.

Comenta esta noticia
Update CMP