Amigó (Compromís) echa a los 'enchufados' en Divalterra, pero ella no dimite

Imagen del pleno extraordinario y urgente celebrado en la Diputación de Valencia

Imagen del pleno extraordinario y urgente celebrado en la Diputación de Valencia

El pleno de la diputación ha aceptado la renuncia de Jorge Rodríguez como presidente de la institución provincial, en una sesión urgente y extraordinaria en la que no se ha votado este punto

La presidenta en funciones de la Diputación de Valencia, Mª Josep Amigó, ha vuelto a llamar a la calma a los trabajadores de Divalterra, tras la celebración del pleno extraordinario de la Diputación de Valencia, en el que se ha aceptado la renuncia de Jorge Rodríguez. "Vamos a mirar de qué manera pueden continuar trabajando en la diputación o bien, en otra administración", y ha puntualizado que "el cierre no es de hoy para mañana, ni mucho menos tampoco para el verano" porque, "son necesarios informes técnicos y jurídicos que nos indiquen cómo está la situación y qué se puede hacer". 

Sus palabras vienen a demostrar que el proceso puede que dure meses y ni siquiera nadie se atreve a garantizar que se producirá en esta legislatura. Una decisión que es calificada por muchos como "temeraria", teniendo en cuenta que se ha anunciado el cierre de una empresa sin tener claro cómo hacerlo.

Asimismo, no se puede pasar por alto que Amigó ha echado a los 'enchufados' en Divalterra, pero ella no ha dimitido durante todo el proceso.  Compromís destituyó a Agustina Brines, la cogerente de Divalterra investigada en el caso Alquería; se ha aprobado la destitución también de Xavier Simón (PSPV) y del último secretario, Jorge Cuerda, todos ellos detenidos e investigados, junto al ya ex presidente, Jorge Rodríguez, y dos de sus asesores; pero Amigó sigue en la institución. 

Como adelantó hace tiempo ESdiarioCV, Mª Josep Amigó, cobra algo más de 50.000 euros anuales en la Diputación de Valencia, no tiene dedicación exclusiva, por lo que puede compatibilizar su cargo institucional con su despacho de abogado, y tiene a su disposición un jefe de gabinete, un asesor  y dos funcionarios. 

El pleno de la Diputación de Valencia acepta la renuncia de Jorge Rodríguez

El pleno de la Diputación de Valencia ha aceptado la renuncia del presidente de la institución, Jorge Rodríguez, a este cargo y a su acta como diputado provincial a raíz de su detención y posterior puesta en libertad con cargos en la operación 'Alquería', que investiga presuntas irregularidades en la contratación de personal directivo de la empresa pública Divalterra.

La sesión, convocada con carácter urgente y extraordinario, no ha votado este punto, sino que ha dado cuenta de él. Ha estado presidida por la presidenta en funciones, Maria Josep Amigó (Compromís), y por el secretario de la institución, que ha leído el escrito de renuncia del ya máximo responsable de la corporación.

A través de dicho documento, Jorge Rodríguez ha expresado su "satisfacción por el trabajo llevado a cabo" junto a "todos" los diputados provinciales "durante tres años" y les ha manifestado a todos su "afecto personal". Con esta renuncia se hace efectivo el cese del jefe de gabinete de Rodríguez, Ricard Gallego, y de su asesor en Presidencia, Manuel Reguart, también investigados en la operación 'Alquería'.

La portavoz del PP, Mari Carmen Contelles, ha considerado que Jorge Rodríguez ha sido "el cazador cazado" y los "azotes de la corrupción, los azotados por ella" por presunta malversación y prevaricación, en alusión a PSPV y Compromís. "Ustedes han pisoteado la presunción de inocencia y ahora tienen encima una presunta trama de corrupción que afecta al PSPV y a Compromís", ha dicho.

Además, ha manifestado "que la opción de la izquierda en la Diputación ha sido la de cambiar sillones por empleados, sin importarles que pueden llevar al paro a 700 personas".

Para Contelles "los empleados de Divalterra no deben ser los culpables de la corrupción de la izquierda" y ha anunciado que su partido "no descarta emprender las acciones legales que considere oportunas cuando el Comité de Empresa de Divalterra empiece a tomar medidas sobre el desmantelamiento de la empresa"

Por su parte, el diputado socialista Pablo Seguí ha señalado, en nombre del gobierno, que seguirá trabajando con "espíritu regenerador", al tiempo que defendido los objetivos marcados por Rodríguez al principio de la legislatura de repartir el dinero a todos los ayuntamientos de manera transparente, sin beneficiar a nadie con la adjudicación de contratos. Rodríguez ha dado ejemplo con su dimisión, algo que Rus no hizo nunca", ha puntualizado.

La diputada de Ciudadanos, Mamen Peris, ha mostrado su "decepción" porque en la Diputación "nada ha cambiado" y ha anunciado tras el pleno que su grupo pedirá la formación de "un gobierno de transición" y de carácter "técnico" formado por "todos los partidos políticos" hasta las elecciones de mayo de 2019. El plan de Cs para instaurar este gobierno de transición, según ha apuntado Peris, daría todo el protagonismo a los técnicos. "Sería un ejecutivo donde no prime la ideología o los partidos y que daría más protagonismo a los funcionarios, un gobierno técnico que se extendería hasta mayo", ha explicado al final del pleno.

Peris ha comentado también que hacen falta en la institución provincial "políticos con sentido común y con ganas de creerse que estamos aquí como servidores públicos". Hasta ahora, "la Diputación no ha sido capaz de gestionar ajustándose a la ley", ha dicho, y se ha referido a la necesidad de que "lo que necesitan ahora los ayuntamientos es que las subvenciones les lleguen".

Comenta esta noticia
Update CMP