20 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez y Pepu desvarían en Madrid con la "ultraderecha" y la "pobreza infantil"

El PSOE se presenta en la capital, hundido en las encuestas, diciendo que es el "sentido común" pero lanzando mensajes apocalíticos.

Pedro Sánchez lo dijo: "Somos el sentido común". Para a continuación lanzar un mensaje apocalíptico en el que nadie, ni a un lado ni a otro de sí mismo, está en condiciones de gobernar nada. A su izquierda, dijo en referencia velada a su socio Pablo Iglesias, todo está "hecho añicos".

Y la derecha, en alusión a Ciudadanos y al PP, "se ha fundido con la ultraderecha". La tradicional contradicción entre el Sánchez que se dice moderado y el Sánchez que se comporta alejado de esa virtud se escenificó este sábado preelectoral en un acto pensando ya en las Generales pero también en las Autonómicas, con sus candidatos a la vera: el siempre más sobrio Ángel Gabilondo para la Comunidad de Madrid, y el neófito Pepu Hernández para la capital.

 

Éste siguió la estela de su jefe y padrino, recuperando un mensaje de 2015, utilizado por Manuela Carmena y después olvidado por ella misma: "Me niego a que en Madrid haya pobreza infantil", señaló el exseleccionador nacional, obviando que el Ayuntamiento está gobernado por Ahora Madrid gracias al PSOE y que las estadísticas desmienten tan grave diagnóstico.

Pero son tiempos de Elecciones, de brocha gorda, de mensajes epidérmicos y de onomatopeyas de la exageración. Sánchez, con su sentido común de tregua, lo resumió con otra pincelada para la galería: "Os vais a dejar la piel en llenar las urnas con papeletas del puño y la rosa". Y a otra cosa.

Comenta esta noticia
Update CMP