18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Saúl Ortiz

    El Coso Rosa

    Repaso con agilidad torera los embistes de diestro y siniestro sin que me tiemble el estoque, con el que me enfrento a los morlacos bravos y a los mansos. Me gustan las tardes de gloria, aunque a veces la vuelta al ruedo sea, más bien, una desvergüenza. Entraré siempre a matar aunque antes me deba persignar.

Isabel Pantoja toma drástica decisión y demanda a la madre de Alejandro Albalá

Ya no hay vuelta atrás. Tras las constantes provocaciones, la tonadillera ha tomado una decisión firme para proteger a su hija y a ella misma.

Paz Guerra es la protagonista de la nueva portada de la revista Diez Minutos. La madre de Alejandro Albalá asegura haber sido víctima de la presión de Isabel Pantoja para impedir que siga participando en programas de televisión: "me dijo que si no dejaba de hablar acabaría demandándome", confiesa. Una advertencia que, en caso de haberse producido, demuestra el carácter poco bélico de la cantante y su intención de evitar acudir a los tribunales para defenderse. Con chulería, cierta prepotencia y mucha seguridad, Paz está empecinada en pasearse por los platós de televisión abanderándose como una madre modelo. Se equivoca en forma y fondo. Más bien está provocando que su hijo se sienta traicionado, humillado e incluso ofendido. Y no parece que haya vuelta atrás.

Pero Paz no quiere callar. Hasta ahora. Porque este que les escribe ha podido confirmar en La Mañana de TVE que Isabel Pantoja ha interpuesto una demanda tras las incontestables intromisiones realizadas mediante sus polémicas declaraciones. No solo en primera persona, sino también en las concernientes a su propia hija. Me consta que fue Isabel la que, libremente, tomó esta decisión y quiso, así, apoyar a su hija en una lucha innecesaria y casi pornografica. Un gesto, el de la tonadillera, que demuestra la preocupación y el interés que tiene por todo lo concerniente a su hija. A pesar de que hubo un tiempo en que volaban por separado, ahora alzan el vuelo juntas y en bloque. No hay fisuras entre ellas, a pesar de que haya pequeños enfrentamientos fruto de la evolución ilógica de algunos acontecimientos.

Me insisten en que más de uno quedaría boquiabierto si conociera, con minuciosidad, los movimientos que Pantoja hace en la clandestinidad para proteger a su hija. Decisiones que buscan la tranquilidad de la joven y que evidencian el inmenso cariño que tiene hacia ella.

Comenta esta noticia
Update CMP