19 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Muñecas sexuales hiperrealistas, un negocio en expansión

Cada vez son más parecidas a un ser humano y ya son capaces de demostrar emociones

Parecen de carne y hueso pero no lo son. Las muñecas sexuales cada vez son más perfectas y ya no tienen nada que vercon aquella que Berlanga hizo tan famosa en "Tamaño Natural". Su mercado crece exponencialmente y cada vez son más las empresas que trabajan en su diseño y funcionamiento buscando materiales y softwares que las asemejen lo más posible a un ser humano... y si miramos el resultado parece que están muy cerca de conseguirlo

 

Su venta y su uso, sin embargo no están exentos de polémica. Para sus defensores estas muñecas podrían ser la solución para acabar con la prostitución, las enfermedades de transmisión sexual y el tráfico de personas. Sus detractores, sin embargo opinan todo lo contrario: crear el espejismo de una dominación absoluta sobre un objeto tan parecido a una persona puede incitar a querer probar ese mismo modelo de comportamiento con seres humanos de verdad.

 

 

En esto, como en otras cosas los pioneros fueron los japoneses que llevan años comercializando este producto. En una sociedad  en la que las jornadas laborales son de 60 horas semanales,donde la sobreabundancia de imágenes sexualizadas contrasta con la falta de actividad sexual y los jóvenes cada vez están menos interesados en las relaciones humanas sin un ordenador de por medio, estas muñecas se han convertido en un negocio muy rentable.

 

Pero tampoco hay que irse tan lejos para conseguir una de estas "compañeras". En España hay distribuidores que las proporcionan de la mejor calidad y con un catálogo muy amplio en el que además de elegir el modelo, se puede personalizar al gusto decidiendo su color de pelo, de piel y de ojos, el tamaño de su busto y su estatura. El precio de estas "criaturas" ronda los 2.300 euros

Sex doll Amaya (Sex Doll Spain)

¿Y qué es lo siguiente?. De momento ya las hay con temperatura corporal y respuesta vaginal ante el orgasmo, y hay una gran expectación por la salida al mercado de la primera muñeca robotizada que no se limita a un papel pasivo y muestra emociones. Sea como fuere, ya hay expertos que señalan que a mediados de este siglo las relaciones sexuales con robots de aspecto humano serán algo frecuente. ¿Ciencia ficción? No lo parece.

Comenta esta noticia
Update CMP