20 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos se quita la careta y defiende una Constitución propia para Cataluña

La rama catalana de Podemos reivindica una Constitución para Cataluña y reconoce que, con Sánchez en La Moncloa, es más fácil logar el objetivo.

La rama catalana de Podemos, En Comú Podems, ha quitado definitivamente la careta a la formación en lo relativo al conflicto secesionista en Cataluña para defender, ya sin ambages, la aprobación de una Constitución propia para la comunidad presidida por Quim Torra.

La revelación, con más detalles que nunca pese a que siempre se coqueteó con esa idea, la ha hecho el portavoz de los llamados 'comuns', Joan Mena, en una larga entrevista con Europa Press que aumenta la complicidad de la formación con el soberanismo e incluso supera su tradicional propuesta de "referéndum pactado" que el propio Iglesias ha defendido históricamente, pese a constarle su ilegalidad actual y la imposible reforma, para la que haría falta el apoyo de dos tercios del Congreso.

 

En concreto, Mena ha reconocido que "nosotros aspiramos a un proceso constituyente porque tenemos que cambiar muchísimas cosas dentro de Cataluña y este lo queremos hacer compatible con un proceso constituyente en el Estado que dé salida a esta república plurinacional que nosotros defendemos".

Más fácil con Sánchez

Y para que no queden dudas, pese  al intento de cuadrar el círculo de avalar una especie de "independencia dentro de España", el portavoz del partido de Iglesias y Ada Colau ha detallado su postura, apoyándose en la dependencia de Pedro Sánchez de su partido:

"No es la misma la relación que pueda tener Cataluña con un Gobierno liderado por el PP que con un Gobierno del PSOE y condicionado por Unidos Podemos a quien le tenemos que agradecer siempre que haya defendido el derecho a la autodeterminación con los costes políticos que eso tiene fuera de Cataluña".

El pasado 12 de octubre, en un acto semiprivado de Podemos, uno de sus fundadores, Juan Carlos Monedero, reveló también que el objetivo de su formación es "romper la Monarquía y el régimen del 78" para abrir un periodo constituyente que culmine con una nueva República.

Para rematar el paisaje, el pasado 18 de diciembre, y a instancias de la CUP, el Parlamento de Cataluña aprobó una moción que tildaba a la Constitución española de 1978 de "antidemocrática y antisocial".

Comenta esta noticia
Update CMP