Tragedia en Castalla: Una mujer muere atropellada por su propia furgoneta

Una mujer de 38 años falleció a última hora de la noche de este miércoles atropellada por su propia furgoneta en el término municipal de Castalla, cuando la víctima trataba de impedir que el vehículo se fuera marcha atrás ya que supuestamente había puesto mal el freno de mano.

Según han señalado fuentes de la Policía Local a Europa Press, en el interior de la furgoneta estaban dos hijos de la fallecida, un niño de siete años y un bebé de 18 meses. El suceso se registró en una zona rural de la localidad de Castalla.

El Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) recibió sobre las 22.20 horas una llamada en la que se alertaba de un accidente entre una furgoneta y un peatón.

Hasta el lugar de los hechos, el CICU envió una ambulancia del SAMU para atender a la víctima, una mujer de 38 años, aunque los efectivos sanitarios no pudieron hacer nada por salvarle la vida ya que falleció en el momento, según la información facilitada por este servicio.

Fuentes de la Policía Local han detallado que, al parecer, la mujer salió el vehículo y se encontraba en la parte de atrás cuando la furgoneta empezó a desplazarse hacia ella ya que supuestamente había puesto mal el freno de mano. La víctima intentó pararla pero no lo consiguió y resultó atropellada.

Al recibir el aviso, desde la Policía Local desplazaron a médicos que se encontraban presentes en la suelta de vacas de Castalla, ya que precisamente este miércoles por la noche empezaban las fiestas de la localidad en honor a San Roque y había personal sanitario en este festejo, conocido como 'la vaca de Castalla'.

Sin embargo, los sanitarios no pudieron hacer nada por salvarle la vida dada la gravedad de las heridas que presentaba la víctima y que, según el CICU, falleció en el momento.

Comenta esta noticia
Update CMP