17 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP cederá a Cs consejerías económicas pero traza una línea roja en Educación

La primera reunión formal para articular el Gobierno del cambio en Andalucía ha dejado muy buen sabor de boca a ambos. Aunque oficialmente no hablan de sillones, el reparto está en marcha.

El PP y Ciudadanos están en capilla. La primera reunión formal entre ambas formaciones para explorar un pacto en Andalucía se saldó este martes con una "clara voluntad de acuerdo", en palabras del candidato de Cs, Juan Marín

El matrimonio es inminente, aunque haya mucho que negociar hasta que el 27 de diciembre suene la campana (ese día se constituirá el Parlamento). Por lo pronto ambos partidos han puesto en marcha un grupo de trabajo y el próximo lunes habrá una nueva reunión. 

En la de este martes participaron, por parte del PP, el candidato y el secretario general, Juan Manuel Moreno y Teodoro García Egea, además de Javier Maroto, Loles López y Elías Bendodo. Y por parte de Cs, Marín, el número dos a nivel nacional, José Manuel Villegas, y las parlamentarias Marta Bosquet y Ana Llopis.

Aunque oficialmente ninguna de las dos delegaciones habla aún del reparto de cargos, porque afirman que lo primero es acordar el proyecto y el programa, en ello están ya. Cs ya rebajó el lunes el listón de su petición inicial de presidir la Junta, y a lo que aspira Marín es a ser vicepresidente de Moreno, además de que la Presidencia del Parlamento sea para los naranjas. 

Existe un tira y afloja soterrado a cuenta de las consejerías del área económica, según ha sabido ESdiario de fuentes de la negociación. Ciudadanos tiene especial interés en ellas, puesto que serán cruciales para articular el cambio y que Andalucía despegue después de décadas a la cola de España en casi todo. 

Desde Cs recuerdan que Andalucía será "la puesta de largo y el escaparate del proyecto del partido para el Gobierno de España", de ahí que quieran lucirse en el primer gobierno regional en el que van a entrar a sus 12 años de vida. Máxime con las elecciones municipales, autonómicas y europeas en primavera. 

"Fiscalidad" y "emprendimiento" son las dos palabras que entona Cs en voz baja. Quieren quedarse con Hacienda para ponerse la medalla de impulsar una bajada de impuestos histórica en Andalucía, conocida tradicionalmente por su excesiva presión fiscal.

Desde el PP están abiertos a negociar y repartir las consejerías del área económica, pero no así Educación: los populares avisan de que no piensan cederla. Se espera reparto, también, en las consejerías del área social. 

Otro de los puntos calientes de la negociación será Fomento, habida cuenta de que ella dependen las grandes inversiones. El PP no quiere cederla. Y está por ver a qué acuerdo llegan para Canal Sur, toda vez que no parece que ninguno de los dos partidos tenga realmente interés en cerrarla.   

La semana pasada, durante una conversación informal con periodistas, Pablo Casado pidió que le dieran "tiempo al tiempo" y les dejaran el margen y la discreción que requieren unas negociaciones así. 

Habrá puntos de fricción, seguro, pero tras la provechosa reunión de este martes -a decir de los presentes- unos y otros tienen claro que el cambio es imparable en Andalucía. 

Comenta esta noticia
Update CMP