Verano de playas con aguas fecales: cierran al baño Venècia y Marenys en Gandia

Playa de Gandia

Playa de Gandia

Las lluvias de estos días y el arrastre de toallitas del váter por las alcantarillas, junto a lo aportado por el río Serpis, ha motivado el cierre ante los análisis detectados.

Justo en el Puente de la Virgen de la Asunción. El Ayuntamiento de Gandia ha prohibido el baño en las playas de Venècia y Marenys de Rafalcaid tras detectar en los últimos análisis del agua una contaminación fecal que supera los parámetros habituales. Al recibir la comunicación de las muestras realizadas por la Dirección General de Agua, Cruz Roja ha izado pasadas las 12:00 del mediodía de este miércoles, la bandera roja para prohibir el baño en este tramo de la costa.

El origen de la contaminación podría estar en la llegada de aguas contaminadas procedentes de la red de pluviales que ayer en el distrito de Venècia arrojó a la vía pública decenas de toallitas del váter. Estos productos salieron a flote tras la tromba de agua caída el martes por la mañana donde se alcanzaron casi 50 litros en apenas media hora. La intensidad del agua provocó esta insólita imagen tras el tapón en el alcantarillado.

De momento, las playas siguen cerradas y este jueves, 15 de agosto, se realizarán otra vez los análisis del agua para decidir sobre la apertura de Venècia y Marenys.

Vertidos en la ciudad de Valencia

Por otra parte, el PP ha anunciado que volverá a solicitar la comparecencia "urgente" en las Cortes Valencianas de la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, a la que acusa de "ocultar información" sobre una rotura en el emisario de Vera que pudo estar detrás de los vertidos que obligaron a cerrar diversas playas de la provincia de Valencia el pasado mes de julio, por lo que ha avanzado que le pedirá "responsabilidades".

Así lo ha manifestado a preguntas de los medios de comunicación, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de València y diputada en Les Corts, María José Catalá, antes de la reunión mantenida con representantes de la Junta de Desagüe de la Albufera. Catalá ha denunciado que en el expediente de la Entidad de Sanetjament d'Aigües (EPSAR) se informa de la rotura detectada en el emisario Submarino de Vera a 1.550 metros de la línea de costa y 13,7 de profundidad, durante una inspección realizada el 12 de julio.

Comenta esta noticia