La enésima igualada valencianista deja un más que aceptable sabor de boca

Garay celebra su gol

Garay celebra su gol

Valencia 1 - Barcelona 1. El rayo de luz que supuso el tanto de Garay a los dos minutos solo pudo ser contrarrestado por un disparo marca de la casa del jugador mejor del mundo, Leo Messi.

Un Valencia-Barça siempre es un Valencia- Barça y lo más probable es que depare situaciones inesperadas. Ciertamente, pocos podían imaginar que Mestalla ya fuera puesto partas arriba transcurridos poco más de 100 segundos de partido, y menos aun que el principal protagonista de dicha circunstancia fuera Ezequiel Garay. La realidad fue que el Valencia comenzó el choque a un ritmo, hasta el momento, desconocido durante el presente curso, y fruto de esa fulgurante puesta en escena llegaría el gol de el central argentino apoyado en la inestimable colaboración de un barcelonista aunque aliado de los rivales como Gerard Piqué, quien prolongó el esférico posibilitando al propio Garay alojarlo en la red libre de marca en el segundo palo. 

Pero el Valencia iba a efectuar unos primeros 12 minutos primorosos, gozando Batshuayi y Kondogbia de sendos peligrosos remates desde la frontal que se perdieron por escasos centímetros. No obstante, precisamente ese decimosegundo minuto iba a acarrear consecuencias casi fatídicas. Gonçalo Guedes, quien ya estaba poniendo en serios aprietos a su compatriota Semedo, iba a verse obligado a abandonar el terreno de juego, reduciendo de esta manera de forma exponencial el caudal ofensivo valencianista.

 

A partir de ahí, el FC Barcelona logró asentarse para ejercer el dominio de la posesión del cuero al que nos tiene acostumbrados. Si bien, dado el discreto momento por el que el cuadro culé atraviesa el peligro se circunscribía prácticamente de forma exclusiva a las intervenciones de Messi; y en una de ellas Luis Suárez acertó a habilitarle a través de una dejada de espaldas que el genio de Rosario envió a las mallas de forma, una vez más, exquisita con su guante izquierdo desde la media luna del área.

El 1-1 llegaba a los 23 minutos, y el segundo segmento del primer periodo nos ofreció a unos hombres de Marcelino agazapados y buscando sus opciones a la contra. Cómo de la que disfrutaría el lateral Gayá al empalar con su pierna izquierda ligeramente por encima del travesaño un centro raso de Gameiro.

Precisamente el sustito de Guedes, Denis Cheryshev, fue el encargado de "abrir" el segundo tiempo con un intento con el exterior de su zurdo que a punto estuvo de coger portería. El tramo subsiguiente del choque ya volvió a estar monopolizado por un aplastante - aunque, por momentos, estéril - control barcelonista. Messi y Jordi Alba se combinaban, como suele ser habitual, para hacer trabajar a Neto Murara, y Coutinho gozó de la que posiblemente fuera la mejor opción de los segundos 45 minutos, aunque no acertó a definir con todo a favor ante el propio Neto.

Marcelino optó por dar entrada al hoy sorprendente hombre de refresco Rodrigo Moreno, pero ya nada iba a cambiar en unos últimos minutos marcados por el cansancio que ambos equipos adquirieron durante la semana de Champions, dejando así la falsa apariencia de conformismo de ambos frente a un marcador que, ciertamente, no favorece a ninguno de los dos.

--RESULTADO: VALENCIA, 1 - BARCELONA, 1 (1-1 al descanso).

--ALINEACIONES.

VALENCIA CF: Neto; Piccini, Garay, Gabriel Paulista, Gayá; Carlos Soler, Parejo, Kondogbia (Coquelin, min. 79), Guedes (Chéryshev, min. 12); Gameiro (Rodrigo, min. 67) y Batshuayi.

FC BARCELONA: Ter Stegen; Semedo, Vermaelen, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Arhur (Rafinha, min. 88), Coutinho (Dembélé, min. 84); Messi y Luis Suárez.

--GOLES:

1-0, min. 2: Garay.

1-1, min. 23: Messi.

--ÁRBITRO: González González (C. Castellano-leonés). Amonestó a Carlos Soler (min. 43) y Parejo (min. 58) por parte del Valencia; y a Luis Suárez (min. 41) y Coutinho (min. 58) en el Barcelona.

 

Comenta esta noticia
Update CMP