22 de julio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Victoria Federica la lía envolviéndose en la bandera con un "regalo prohibido"

Con razón hay quien dice en los mentideros reales y rosas que la hija de la Infanta Elena puja fuerte por arrebatarle a su hermano Froilán el cetro de las polémicas y escándalos. Promete.

Nada que ver con la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio o la de Belén Esteban este fin de semana, en la puesta de largo de Victoria Federica sí que estaban permitidos los móviles así que aquello fue un festival de fotos y redes sociales.

De hecho, gracias a la cantidad de "influencers" invitados al sarao de la hija de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar han trascendido no pocos detalles de la fiesta celebrada a las afueras de Madrid, en la Finca El Chaparral, tan ecléctica que tan pronto se podía ver a la Reina Sofía como un DJ set de Juan Magan.

Una vez estaban todos dentro de la finca, ubicada a escasos kilómetros del centro de Madrid, se abrió la veda para los stories de Instagram. Influencers y amigos de Victoria Federica como Tomás Páramo, Beltrán Lozano, María García de Jaime o Pati Crespo comenzaron a mostrar sus outfits (respetuosos con el dress code: ellos con esmoquin, ellas con traje largo) para el gran día de la sobrina de Felipe VI. 

Tampoco faltó el torero Gonzalo Caballero, con quien se relaciona a la nieta de los Reyes Eméritos, y que ya está recuperado de la fuerte cornada por la que tuvo que ser intervenido hace unas semanas.

A la puesta de largo de su chica acudió con esmoquin, un outfit que compartió en su perfil de Instagram con la siguiente frase: "El estilo de ser tú mismo".

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

El Estilo Es Ser Tú Mismo . . Con @bonvivant_chaque

Una publicación compartida de Gonzalo Caballero (@gonzalocaballeroo) el



Una de las grandes ausencias (amén de los Reyes Felipe y Letizia, el Rey Juan Carlos y la Infanta Cristina) fue la de Tana Rivera, íntima amiga de la aristócrata. De hecho, Victoria Federica fue una de las invitadas estrella a la puesta de largo de la hija de Eugenia Martínez de Irujo y Fran Rivera.

Además entre la fiesta de los 18 de una y de la otra hay muchas similitudes. Desde el vestido de ambas, firmado por Lorenzo Caprile, hasta el regalo, un cerdo vietnamita envuelto en la bandera de España con el que la 'royal' posó en Instagram.

Amén del gesto patriótico de la bandera, el regalo de marras levantó ampollas en redes, por cierto, puesto que en marzo el Gobierno prohibió la posesión y el comercio del cerdo vietnamita por considerarlo una especie invasora que pone en peligro la biodiversidad autóctona.

Sea como fuere, y ajena a polémicas, Victoria Federica lo dio todo en la fiesta ante los 300 invitados que acudieron a la puesta de largo.

En cuanto a la comida de la cena, el catering Ciboulette con el que trabaja habitualmente la finca, dispuso varias mesas, cada una con platos de distintas culturas. Una más tradicional, con ibéricos y frutas. Otra de inspiración japonesa, con varios tipos de sushi. Incluso una con comida mexicana, en la que pudimos ver nachos, fajitas y cerveza.

Una vez terminó el convite, comenzó la fiesta. Y ahí es donde los invitados echaron el resto, incluida Victoria Federica. Desde la mesa de Juan Magán, maestro de ceremonias de la puesta de largo, la sobrina del Rey Felipe VI bailó temas como del DJ como Usted, Ni la hora, Déjate llorar o Ella no sigue modas.

Comenta esta noticia
Update CMP