17 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La dos recetas que Rivera lleva en la maleta en su viaje más arriesgado

El candidato naranja hace una parada en la precampaña española para afrontar su viaje internacional más arriesgado. En la maleta lleva dos recetas pero ningún "plan B".

Si los resortes de la diplomacia española funcionan y si las autoridades venezolanas no protagonizan un nuevo bochorno internacional, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se dirigirá este martes a la Asamblea Nacional de Venezuela, invitado por los líderes de la oposición agrupados en torno a la llamada Mesa de Unidad. Rivera, -que ha coordinado su visita con el Ministerio de Asuntos Exteriores y con los ex presidentes del Gobierno, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero-, pretende contribuir ante la "insostenible" situación política, económica y social que atraviesa el país latinoamericano.

El líder de Ciudadanos ya está en Venezuela y ha pasado los controles con normalidad a pesar de las amenazas proferidas por Diosdado Cabello.

El viaje de Rivera a Venezuela se produce tras la campaña que la esposa de Leopoldo López, encarcelado por el régimen de Maduro, ha realizado por toda Europa en los últimos meses. Se da la circunstancia de que Tintori y el padre de López, Leopoldo López Gil, se han reunido en España en diversas ocasiones con representantes del PP, PSOE y Ciudadanos. Sin embargo, Podemos no ha mostrado el más mínimo interés por recibir a la familia de Lopez e, incluso, el líder de IU, Alberto Garzón, llegó a tacharle este mismo domingo de "golpista" a la vez que justificaba su estancia en prisión.

Antes de emprender vuelo a Caracas y tras la reunión este lunes del Comité Ejecutivo de la formación naranja, Rivera ha llamado la atención sobre el hecho de que Venezuela "es un país rico" en el que, sin embargo, "faltan comida y medicamentos y falta libertad". Por eso, le gustaría que España pudiera "colaborar a la solución política y también a la solución humanitaria" en aquel país. "Si nos piden ayuda, hay que intentar ayudar. Lo haga Zapatero, González o Ciudadanos, toda ayuda será bienvenida", ha manifestado, refiriéndose expresamente a la oposición venezolana.

Aunque ha admitido que Zapatero y él tienen visiones distintas sobre "cómo funciona o cómo deben ir las cosas en Venezuela", ha subrayado que ante la crisis en el país latinoamericano, todos tienen que estar unidos, los expresidentes, el Ejecutivo de Mariano Rajoy y Ciudadanos.

En el primer día de su viaje, el líder de la formación naranja se verá con Lilian Tintori, la esposa del líder opositor encarcelado Leopoldo López, y cenará con la familia de este.

Este martes intervendrá en una jornada en la Asamblea Nacional y se reunirá con el secretario ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática, Henrique Capriles, y con españoles residentes en Venezuela, además de asistir a un acto organizado por "familiares de presos políticos y víctimas de la represión" del gobierno de Nicolás Maduro.

Rivera pretende también a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional su intención de mantener un encuentro con algún representante del gobierno de Maduro si la otra parte estuviera dispuesta a ello. 

Reunion preparatoria al más alto nivel

Rivera ha explicado que, con motivo de su viaje, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, le convocó a una reunión con Zapatero, -como informó este viernes ESdiario-, que tuvo lugar el domingo y durante la cual escuchó la experiencia del expresidente en su reciente visita a Venezuela, a donde acudió, invitado por el Gobierno de Maduro, para intentar mediar en la crisis política actual.

Asimismo, Rivera ha hablado varias veces por teléfono con González "para pedirle opinión y consejo" porque "es un referente para la oposición venezolana y está ayudando a dar solución política y democrática" al bloqueo institucional.

El presidente de Ciudadanos se ha puesto a disposición de ellos para que todo lo que haga durante su viaje "sea útil para España y para Venezuela", y ha resaltado que "el 75%" de los diputados españoles ven necesario buscar una solución, algo en lo que considera que Podemos discrepa.

En este contexto, ha defendido que se celebre el referéndum revocatorio que ha pedido la oposición venezolana, que ahora "es mayoritaria", para echar a Maduro del poder porque es "la única vía de escape" y además implicaría "un cambio democrático y legítimo desde la Constitución".

Asimismo, ha advertido de que no podrá haber un diálogo "sensato y sincero" entre ambas partes si sigue habiendo "presos políticos" y si no se respetan los Derechos Humanos y la Constitución.

 

Comenta esta noticia
Update CMP