Doña Letizia dará nombre a la residencia para discapacitados psíquicos

El presidente de la Diputación Provincial, César Sánchez, ha hecho hoy este anuncio, después de que Doña Letizia haya aceptado esta petición.

Este edificio consta de más de 3.000 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas y con capacidad para atender a diario a unos 80 pacientes, de los cuales 40 plazas se destinan a residencia y unas 45 para centro ocupacional.

El Gobierno provincial impulsó la construcción de este edificio, cuya actividad se inició en el año 2013, con una inversión de 4.727.609 euros, y subvencionó con cerca de 80.000 euros el mobiliario y las camas de las habitaciones.

Fue entonces cuando firmaron un convenio de colaboración mediante el cual la asociación APSA dispondría de una cesión de uso de treinta años.

Sánchez ha destacado la labor de atención integral que realiza APSA y ha sostenido que "es un ejemplo de cómo cuidar a las personas con discapacidad y de cómo apoyar a las familias y a su entorno".

"Desde la Diputación de Alicante también compartimos estos valores que se fundamentan en la solidaridad, el respeto, la honestidad y la no discriminación y que, por encima de todo, buscan el bienestar y la calidad de vida de este colectivo", ha manifestado.

El presidente ha comentado que "es un honor que la Reina Letizia haya accedido a la solicitud de dar su nombre al centro porque con ello su visibilidad es aún mayor y la labor que lleva a cabo APSA propiciará una mayor motivación social para construir una provincia más responsable y justa".

Además, el político popular ha asegurado que "la monarquía española, representada por nuestro Rey Felipe VI y toda la Familia Real, comparte estos valores y nos enorgullece que un centro tan importante y significativo para los alicantinos cuente con el respaldo real".

Este centro es una de las mayores referencias en materia socio-asistencia de la Comunitat Valenciana.

El personal profesional que lo integra se ocupa en ofrecer servicios de atención socio-integral a personas con discapacidad intelectual que necesitan atención diaria y constante para realizar actividades y para llevar a cabo tratamientos especializados, así como una rehabilitación continua que les permita mejorar sus potencialidades y evitar su deterioro.

APSA, dirigida desde 2005 por Isabel Manero y con la que colabora la Diputación de Alicante desde hace una década, atiende actualmente a unas 2.000 personas y a sus familiares, con una plantilla de 291 trabajadores.

Se trata de un servicio destinado a la atención socio-integral de personas con discapacidad intelectual que, por sus especiales características, necesitan una atención personal para realizar las actividades de la vida diaria y tratamientos especializados, así como una rehabilitación continua para mejorar sus potencialidades y evitar su deterioro.

La asociación lleva a cabo programas específicos de prevención, atención temprana, educación, salud, formación, vivienda, ocio y empleo orientados a facilitar la inclusión social y laboral del colectivo.

Actualmente, desarrolla su actividad en diversas poblaciones de la provincia, entre las que destacan Alicante, Elche, San Vicente del Raspeig, Cocentaina, Muro de Alcoi, La Vila Joisa y San Juan, entre otros.

Sánchez ha puntualizado que, por sus características y servicios, el centro es todo un modelo de referencia y desde la Diputación "seguiremos estando a su lado, trabajando por la justicia social".

"Nuestra principal misión es cuidar de las personas y propiciar que los municipios de esta provincia sean un lugar mejor para vivir con igualdad de oportunidades para dotar de una vida plena a todos los ciudadanos"

 

Comenta esta noticia