23 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El asunto personal de Malú que más dolores de cabeza puede traer a Rivera

La vida de la cantante va a estar bajo la lupa como nunca a partir de ahora por la relación con el líder de Cs. Y hay cuestiones íntimas que pueden traer más de alguna preocupación.

Si hay algo que ha caracterizado a Malú hasta ahora es la protección escrupulosa de su vida personal. Una circunstancia que cobra mayor importancia a partir de ahora, confirmada su relación con Albert Rivera. Aunque a mayor celo, mayor empeño mediático en escudriñar todo lo que rodea a la vida de la artista. Y en ella, como no podía ser de otra forma, hay asuntos oscuros que, según el vuelo que tengan, podrían llegar a inquietar al líder de Ciudadanos, una vez certificada esta semana el vínculo amoroso entre ambos por la publicación de unas fotos.

Hija del músico Pepe de Lucía y sobrina del mítico guitarrista Paco de Lucía, la cantante ha hablado en muy pocas ocasiones de su vida familiar. Y en particular jamás se ha manifestado sobre la dolorosa ruptura de sus padres, Pepe y la también cantante Pepi Benítez. De ella es conocido pasado musical, aunque fuera fugaz, en un grupo de éxito a finales de los 70, Arena Caliente, tras lo cual se retiró de la vida pública para consagrarse a la crianza de sus hijos.

Pepi ya se expresó hace algunas semanas sobre el romance de su hija con Rivera. Con su desparpajo habitual, pero con mucha discreción al mismo tiempo, la madre de Malu aseguró que "me parece muy bien el muchacho". Su padre también se ha pronunciado sobre la relación asegurando tan solo que no conocía al político pero que le congratulaba que fuera "un gran aficionado al flamenco".

De ambos se sabe, y a la vista está, que cultivaron el talento musical de su hija, convertida ahora en una de las mayores estrellas musicales de España. Pepi y Pepe se conocieron en Madrid, trabajando en el tablao Las Brujas, y Malú pasó con ellos sus primeros años, a caballo entre Sevilla y Algeciras.

La separación de los padres de Malú fue traumática. Ella nunca ha hablado del tema, como tampoco los propios progenitores, de modo que nada se sabe. De ahí el temor en el círculo de Albert Rivera que estos vacíos y las informaciones que puedan trascender perjudiquen la reputación del político en un momento conflictivo de pactos de gobierno.

 

Rivera y Malú han sido muy cautos a la hora de confirmar su relación y quizá el pasado de la cantante y de su familia pueda reportar titulares que perjudiquen la reputación de su pareja, inmerso ahora en un comprometido trance para la política nacional y donde incluso la posición y futuro de su partido están en juego.

La elección por la madre

Aunque la relación entre Malú y Pepe de Lucía está ahora restaurada, durante mucho tiempo no fue así. No tenían contacto alguno. La cantante se posicionó del lado de Pepi Benítez, su madre, en un conflicto que dejó heridas familiares. Su padre nunca entendió esta elección y buscó el reencuentro con su hija, que finalmente se produjo. Fue cuando a la cantante le entregaron la Medalla de Andalucía en 2015, aunque el hermano de Paco de Lucía no aparece en las imágenes familiares, al contrario que Pepi y el hermano de Malú, también llamado Pepe.

Los vínculos entre Malú y su madre, en cambio, van más allá de lo afectivo. Las dos están vinculadas a una sociedad limitada, Aprendiz y Canciones S.L., ubicada en la localidad madrileña de El Plantío. Su creación data del primer disco de la cantante, Aprendiz (1998), lo que demuestra que Pepi es la mejor consejera tanto en lo vital como en la carrera profesional.

 

Comenta esta noticia
Update CMP