27 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE
  • Miguel Angel Moncholi

    El Esportón de Moncholi

    Miguel Angel Moncholi es Doctor en Periodismo. Creador del portal taurino Burladero.com, reconocido como el primer portal de toros de la historia, ha ejercido en varios medios, destacando Cadena SER, Telemadrid, Diario Pueblo, Interviú y El Ruedo.

    Dirige el Curso de Periodismo taurino y es un amante y defensor de todas las tauromaquias.

Las candidaturas de toreros generan división de opiniones

Vicente Barrera, candidato por Vox, en los toros

Vicente Barrera, candidato por Vox, en los toros

La historia se repite, y varios toreros se presentan como candidatos por los partidos PP y Vox. Su objetivo es el de defender desde dentro la Fiesta de los Toros.

Comienza la campaña para unas elecciones en las que la Fiesta de los Toros se juega mucho más que unos diputados y senadores. Los ataques externos de grupos políticos, de grupos animalistas y de antitaurinos en general han animado a varios toreros y gente relacionada con el toro no solo a posicionarse, sino incluso a presentarse en las listas de varios partidos defensores de la Fiesta.

Cuentan que en cierta ocasión Juan Belmonte acudió a un festival con un amigo. Presidiendo el festejo se encontraba don Joaquín Miranda González, antiguo novillero y banderillero del toreo sevillano. El amigo tuvo a bien preguntar al maestro Belmonte si de verdad don Joaquín había sido banderillero suyo. Belmonte, le respondió entonces con un lacónico “”, por lo que el amigo le insistió: “¿Y cómo se puede llegar de banderillero a gobernador en tan poco tiempo?”. A lo que, con su conocido tartamudeo, el Pasmo de Triana le respondió: “¿Pos…pos…pos cómo va a ser? De…de…dede… generando, hombre, degenerando”.

Muchos toreros fueron candidatos a lo largo de la historia de las democracias en España

A lo largo de los siglos no fue solo el citado Joaquín Miranda González el único torero metido en las lides políticas como Gobernador de Huelva. Otro onubense Manuel Báez Quintero “Litri”, padre de Miguel Báez Espuny, el del “litrazo”, y abuelo del actual y último miembro de la saga, Miguel Báez Spínola, fue también concejal del Ayuntamiento de Huelva.

Y otro torero, afamado por ser el promotor de los sorteos de toros, don Luis Mazzantini, alcanzó la responsabilidad de Gobernador de Guadalajara, luego de ser concejal del Ayuntamiento de Madrid y diputado provincial por el partido judicial de Navalcarnero (Madrid). Concejal del Ayuntamiento de Madrid fue el conocido como “el más grande”, Marcial Lalanda. En la lista de toreros vinculados a la política y labores del Estado, se encuentra igualmente don Álvaro Domecq y Díez, quien fue Presidente de la Diputación de Cádiz en la década de los años 50.

Abellán: "Vengo de una profesión en la que no se miente, te juegas la vida"

Por eso, no debería causar tanta sorpresa entre taurinos y aficionados la decisión de varios toreros y familiares próximos de formar parte de las listas electorales. Es el caso de Miguel Abellán quien, en un mitin del partido Popular, no dudó en afirmar, refiriéndose a Pablo Casado: “antes de que tú pensaras en mí, yo ya creía en ti(…) Yo vengo de una profesión en la que los hombres cuando te dicen algo no te mienten, porque te estás jugando la vida”.

En las listas populares podemos encontrar también al torero malagueño Salvador Vega, y como número dos de Madrid a Adolfo Suárez Illana, muy vinculado a la Fiesta, y a la también número dos, en este caso por la lista de Segovia, Raquel Sánchez, periodista y viuda del torero Víctor Barrio, herido mortalmente en Teruel en 2016.

Mientras que en España no se respeten las ideologías y sensibilidades de cada cual, la democracia no será plena

El partido que irrumpe en estas elecciones, Vox, con Santiago Abascal como líder, incorpora en sus listas al torero retirado Vicente Barrera, abogado en ejercicio y a Serafín Marín, torero de Montcada i Reixach, como número tres por Barcelona, por cuya Puerta Grande de la Monumental salió en compañía de Albert Rivera, líder del dubitativo partido de Ciudadanos, que acostumbra a abstenerse en todo cuanto puede ser de reconocimiento cultural de la Fiesta de los Toros. Sin olvidar a Pablo Ciprés, banderillero que se presenta por el partido verde en la lista por Huesca. (Serafín Marín, número tres por Vox en Barcelona)

Es también Vox el partido político en el que se ha manifestado públicamente José Antonio Morante “Morante de la Puebla”. La imagen de ambos montando a caballo, y la del torero sevillano repartiendo propaganda electoral y asistiendo a varios mítines del partido verde, han supuesto críticas de dentro y de fuera de la familia taurina, tal vez, como consecuencia de la ignorancia de la historia de unos y de otros.

Los toreros defienden desde sus respectivos partidos la Fiesta y la España rural

Si muchos de estos nombres aparecen estos días en las páginas  de política con motivo de las elecciones del 28 de abril, no menos cierto es que, como se ha podido ver a lo largo de la historia, son muchos los toreros y taurinos que se han integrado en las listas electorales para reivindicar no solo la Fiesta, sino también la España rural.

Es el caso de José Luis Moreno por el PP en Córdoba, Rodolfo Núñez en la candidatura de Agrupación Democrática de Villamanta (Madrid) o más recientemente el de María Sara, como candidata en las filas del partido La República en Marcha de Macron en la región francesa de Occitania. Sin olvidar, -gracias al apunte de José Luis Herrero-, al torero y empresario francés Simón Casas, que fue en las listas del partido de Chirac en Francia.

El mundo del toro ha tratado siempre de ser equidistante y no meterse en asuntos políticos. “El toro no tiene carnet de ningún partido político” se dice. De ahí el reproche de algunos taurinos y aficionados. Pero, la situación de ataques por la que atraviesa la tauromaquia ha motivado a algunos de ellos a dar el paso adelante.

Hace años se hubieran podido ver como candidatos a toreros y taurinos socialistas, e incluso podemitas. Hoy, en días de lo “políticamente correcto”, eso es algo prácticamente imposible. Lo cierto es que, según la tradición, los Toros, sigue siendo el único espectáculo en el que cada cual vota con su pañuelo y se expresa democráticamente.

Mientras que en España no se respeten las ideologías y sensibilidades de cada cual, su democracia no será plena.

Comenta esta noticia
Update CMP