'Estado de alarma' en el PPCV: congresos provinciales en julio 

Carlos Mazón, Luis Barcala,  María José Catalá e Isabel Bonig esta semana en Valencia.

Carlos Mazón, Luis Barcala, María José Catalá e Isabel Bonig esta semana en Valencia.

La renovación en el PPCV, aplazada por el coronavirus, arranca este lunes con la convocatoria de los congresos en Valencia y Alicante.

Lo que era un secreto a voces en el Partido Popular, tal como ha adelantado en exclusiva ESdiarioCV, se ha hecho realidad: el próximo lunes la Junta Directiva del PP aprobará la convocatoria de congresos en aquellas provincias que se rigen por una gestora, en el caso de la Comunitat Valenciana en provincial de Valencia. También se da por seguro que habrá cita en Alicante, tras la dimisión del anterior presidente José Ciscar. 

En el caso de la provincia de Alicante, todo apunta a que será un simple trámite para ungir a Carlos Mazón, actual presidente de la Diputación, como presidente provincial. Pero el meollo del asunto está en la provincia de Valencia, regida por una gestora tras suspenderse el anterior congreso por una guerra sin cuartel entre Vicente Betoret y Mari Carmen Contelles

 

Durante todo este tiempo no son pocos los nombres que se han posicionado para la presidencia provincial del PP de Valencia, que antaño manejó con puño de hierro Alfonso Rus. Esto da un punto de gran interés al congreso a la espera de ver quién se lleva el gato al agua y qué sectores se posicionarán con qué candidatos. 

En este sentido, desde Génova se apunta a una figura de consenso que no levante suspicacias entre unos y otros sectores, que sea aceptado por todos y que goce de cierto prestigio en el PP y en la sociedad valenciana, como el senador Fernando de Rosa, que desde hace meses lleva realizando una intensa actividad por la provincia. 

En este sentido, la presidenta de la gestora de Valencia y portavoz en el Ayuntamiento, María José Catalá, ha expresado este viernes en una reunión de la gestora que ella apoyaría un candidatura de consenso para evitar enfrentamientos pasados. Si bien dejaba claro que en caso de que si esto no se produjera, apoyaría al candidato que más beneficiara a la ciudad de Valencia. 

En lo que coinciden los dirigentes del PP es en no repetir el amargo enfrentamiento del pasado. Otra cosa es que esto lo consigan porque la presidencia del PP tiene muchas novias y muchos sectores enfrentados. Por un lado el sector capitaneado por Vicente Betoret y su candidato Vicente Mompó, alcalde de Gavarda.

Futuro en diferido para Bonig

Por otro Belén Hoyo, con silla en los maitines de Génova, quien podría dar el paso para optar liderazgo o avalar un candidato. También está Luis Santamaría, portavoz de Justicia  en el Congreso, con su delfín Javier Montero, diputado provincial. Queda por ver cuál es la apuesta de Isabel Bonig tras el rechazo de Elena Bastidas que no quiere entrar en esta batallas. Y luego están las terceras vías que pueden unir a varios sectores, como el mencionado Fernando de Rosa, también con el aval de Génova, o el exdiputadonacional Juan Vicente Pérez.

Lo que está claro es que empiezan los nervios en el PPCV y los juegos de alianzas, porque ganará quién más alianzas tenga, y las alianzas de ahora son las que servirán para el futuro congreso regional, en la primavera de 2021, y ver si sigue Isabel Bonig o no. 

La Junta Directiva Nacional también aprobará los congresos locales con gestora y, por lo tanto, el congreso de la ciudad de Valencia a la que opta la actual responsable y portavoz municipal María José Catalá.

Comenta esta noticia