18 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rifirrafe entre Irene Montero y Carmen Calvo a cuenta de las "cloacas del PSOE"

Carmen Calvo, este miércoles en la Diputación Permanente del Congreso.

Carmen Calvo, este miércoles en la Diputación Permanente del Congreso.

En plena Diputación Permanente con todos los decretazos "sociales", las números dos de Podemos y el Gobierno se han enzarzado con el asunto de moda entre los morados: Villarejo y compañía

Ni siquiera la fecha marcada en rojo por el PSOE y Podemos para sacar pecho de su agenda social se ha librado. El Gobierno y los morados, en su reencuentro en el Congreso para la reunión de su Diputación Permanente, se han enganchado con el asunto que Pablo Iglesias ha ordenado a los suyos llevar a la agenda electoral: las cloacas del Ministerio del Interior.

Y el rifirrafe no lo han mantenido dos dirigentes cualquiera de ambas partes, han sido sus respectivas número dos: la vicepresidenta Carmen Calvo y la portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, que ha reiterado sus acusaciones a Pedro Sánchez.

Montero ha asegurado que existen pruebas "más que suficientes" de que la policía patriótica que denuncia que existía en el Ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández Díaz "no se ha desarticulado".

De esta forma ha replicado Montero a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que minutos antes señalaba que "la guerra sucia no existe" con el gobierno de Pedro Sánchez, a pesar de que así lo haya insinuado Iglesias y otros dirigentes de su partido.

Montero ha querido dejar claro que "hay pruebas más que suficientes" que indican que esa estructura policial que trabajó bajo las órdenes de Fernández Díaz para "espiar y atacar" a los adversarios políticos "no se ha desarticulado" y prueba de ello es que "el PSOE nunca ha querido investigarla a fondo en el Congreso".

El Congreso ya investigó las denuncias sobre la llamada policía patriótica pese al voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos, sentenció que, en la etapa de Fernández Díaz, el Ministerio del Interior hizo un uso partidista del Ministerio para investigar y, en su caso perseguir, a adversarios políticos.

Eso sí, Montero ha denunciado que las reiteradas peticiones que Unidos Podemos hizo para citar en sede parlamentaria al excomisario José Villarejo, al exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba o a determinados mandos políticos y mediáticos nunca salían adelante porque "el PSOE unía sistemáticamente sus votos a PP y Ciudadanos para impedir sus comparecencias".

"Lo que urge es que el PSOE explique por qué sistemáticamente se ha negado a que Villarejo comparezca en el Congreso para hablar de las cloacas del Estado, y por qué quiere evitar que se sepa qué ha ocurrido con una trama" que, según la dirigente de la formación morada, tiene tres patas: una policial, una política para que Podemos "no entrase en un gobierno" y otra mediática que "sigue viva".

Pero la vicepresidenta Carmen Calvo, ha afirmado este miércoles de forma tajante que "la guerra sucia no existe". Antes de intervenir ante la Diputación Permanente, Calvo se ha remitido a las palabras del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ya aseguró el lunes que en su departamento ya no operan "las cloacas" del Estado.

Marlaska ya pidió el lunes a Pablo Iglesias que deje de generar desconfianza en las instituciones si no hay datos y elementos objetivos con los que sostener su acusación.

Comenta esta noticia
Update CMP