04 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La “empatía” del presentador de ‘Got Talent’ con los indepes y sus golpes a Vox

Gabriel Rufián tiene su propia "La Tuerka", y por allí pasan conocidos presentadores como Santi Millán, entregado a la causa con este sorprendente ímpetu equidistante.

 

 

De un tiempo a esta parte, Gabriel Rufián también tiene su propia Tuerka, aunque ésta emitida a través de la plataforma de video de Google: ‘La Fábrica’. En ese espacio el diputado de ERC intenta ofrecer un perfil distinto al de su labor política, como entrevistador y presentador.

Por él han pasado nombres como Risto Mejide, Jaume Roures o Tomás Guasch, entre otros. El último que se ha prestado a ello ha sido Santi Millán, presentador de ‘Got Talent’ en Telecinco, recibido por Rufián con alfombra roja y un “mola mucho que estés aquí, nos flipa que estés aquí”.

Y a partir de ahí, el resto. Si por algo destacó Santi Millán fue por la “equidistancia” y la “empatía” (palabra, por cierto, elegida para hacerse el ‘selfie’ colofón al programa con su presentador) mostrada hacia los ‘indepes’ entre constantes afirmaciones de “yo no soy independentista” y críticas a los ámbitos mediáticos y políticos de Madrid.

 

El mensaje de Millán dejaba un poso de que Madrid no comprendía a Cataluña porque “la información que les llega es como para pensar así”. Para el antiguo actor de ‘Siete vidas’, el problema era no haber dejado que se celebrara el referéndum porque, seguramente, hubiera ganado el ‘no’ a la independencia. Política ficción, vaya.

 

 

Lo que sí pareció tener claro Millán es que el auge de Vox tiene como causa la “irresponsabilidad de los medios de comunicación”, que han creado -según su explicación- un partido que “da miedo que sean tantos”.También que Jordi Cuixart es “un gran líder”, Raül Romeva “un tío coherente y con grandes principios” y Oriol Junqueras “muy buen político para estar donde está con la cara que tiene”.

Mientras tanto, la equidistancia desaparece si se accede a las redes sociales de su esposa, Rosa Olucha, directora de ‘No pot ser’ en TV-3, en las que son habituales los lazos amarillos y las peticiones de libertad para los “presos políticos y exiliados”.

 

 

Por cierto, que tiempo atrás el semanario ‘El Triangle’ apuntó el enfado existente en la Corporación Pública catalana por el hecho de que la Dirección estuviese ‘externalizando’ producciones, siendo el programa de Olucha, así como ella misma, señalados. 

Comenta esta noticia