18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

2020 rompe la racha de 7 años de descenso del paro

El desempleo ha registrado su mayor subida desde 2009 dejando el dato de parados en el 22,9%, 724.532 desempleados más. La Seguridad Social sufre la mayor caída de afiliación desde 2012.

El año 2020, marcado por la crisis del Covid durante nueve de sus doce meses, rompió con siete años consecutivos de descensos del paro registrado al sumar en el conjunto del ejercicio 724.532 desempleados (+22,9%), su mayor repunte anual desde 2009, en plena crisis financiera. Es verdad que el escenario ha sido adverso, pero el gobierno del PSOE de Pedro Sánchez también se puede poner la "medalla" de ser el peor país de Europa en este registro.

Así, el volumen total de parados alcanzó al finalizar 2020 la cifra de 3.888.137 desempleados, después de registrar en el último mes de 2019 un aumento mensual de 36.825 desempleados (+0,9%), también su peor dato en un mes de diciembre desde 2009, cuando subió en 54.657 parados, según datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La subida del paro en 2020, motivada por la crisis del coronavirus, ha roto con siete años de bajadas del desempleo y el peor dato que se registra desde 2009, cuando el desempleo se incrementó en casi 800.000 personas. Ni la campaña de Navidad logró salvar el último mes del año pasado. Eso sí, Trabajo destaca que el aumento del paro en el último trimestre de 2020 fue casi siete veces menor que en la primera ola de la pandemia.

Por si fuera poco, estos datos no incluyen a los trabajadores que se encuentran en ERTE, así que hay que sumar otros 755.000

Entre abril y noviembre de 2020, la factura de los ERTE alcanzó los 14.173 millones de euros. Un total de 8.078.758 personas percibieron prestaciones por desempleo en algún momento de 2020, situándose el máximo mensual en mayo, con casi 6 millones de beneficiarios de alguna prestación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Los autónomos los grandes damnificados

La Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) ha destacado que los datos de paro de 2020 confirman que concluye un año «horrible y terrible» en destrucción de empleo, con un tejido empresarial «asfixiado». «Un año de pandemia con más paro y menos empresas y que marcará menos autónomos con los datos de último día de mes. Un año de los peores que hemos tenido, amortiguado por los mecanismos que se han puesto en marcha», asegura el presidente de ATA, Lorenzo Amor, quien ha advertido de que el primer trimestre de 2021 será «muy complicado» por la tercera ola de la pandemia.

Amor admite que los mecanismos de protección están funcionando, por lo que hay que «prorrogarlos, mejorarlos y poner en marcha más», con ayudas directas a los sectores más afectados. «El Gobierno debe facilitar el acceso a la prestación por cese de actividad a los autónomos que no la solicitaron en marzo, porque no la necesitaban, pero que ahora sí la necesitan y no les está permitido», afirma. Y pide no esperar «al último minuto de enero» para aprobar estas prórrogas, ya que el primer trimestre del año 2021 va a ser «nefasto».

En cuanto al impacto de la crisis en los autónomos, en 2020 la cifra de autónomos en España se ha incrementado en 2.320 personas, hasta alcanzar los 3.271.408. Pero sólo 7 comunidades autónomas han acabado el año con saldo positivo en las cifras de afiliación de autónomos.

Andalucía lidera este incremento positivo, con un aumento en 2020 del 1,7% (+9.060 autónomos), seguida de la Región de Murcia, con un 1,2%. Por el contrario, las mayores pérdidas porcentuales anuales las registran La Rioja y Aragón, con una caída del -1,6% de sus autónomos en 2020.

Un triunfalismo sin sentido

La Seguridad Social cerró el año 2020 con un descenso medio de 360.105 afiliados (-1,8%), su mayor caída anual desde el ejercicio 2012, cuando el sistema registró más de 787.000 bajas, ha informado este martes el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. De este modo, el año de la pandemia finalizó con 19.048.433 afiliados medios, lo que supone 360.000 menos que un año antes.

La pérdida de afiliados medios en 2020 pone fin a seis años de incrementos anuales consecutivos. No se registraba un descenso de la afiliación desde 2013 (-85.041 cotizantes), aunque hay que remontarse a 2012 para encontrar un descenso mayor que el sufrido en el año del Covid.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha reprochado al Gobierno su triunfalismo pese a presentar el peor aumento de paro de la UE al cierre de 2020, por lo que reclama «humildad por su mala gestión y sensibilidad con los desempleados». 2020 cierra con 724.530 nuevos parados, 755.000 ERTE y 360.100 afiliados menos a la Seguridad Social. «3.888.130 españoles se quedan atrás: el peor aumento de paro de la UE», lamenta.

Comenta esta noticia
Update CMP