03 de diciembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Adara y Gianmarco se enzarzan sacando todos los trapos sucios de su vida sexual

Gianmarco y Adara, frente a frente

Gianmarco y Adara, frente a frente

La ganadora de 'GH VIP' y su expareja convirtieron su duro y tenso reencuentro en un intercambio de reproches sobre las habilidades amatorias de uno y otro muy subido de tono.

Su ruptura fue toda una campanada. De pareja ideal, Adara Molinero y Gianmarco pasaron a tirarse los trastos de la manera más descarnada. Y su reencuentro en el 'Sábado Deluxe' no mejoró la situación, sino más bien todo lo contrario, derivando el enfrentamiento a los reproches de su vida íntima, con Kiko Matamoros echando leña al fuego.
Como se recordará, Gianmarco culpó a Adara de estar tonteando con Rodri, quien fuera su compañero en ‘GH 17’, pero ella lo negó todo alegando que el italiano estaba exagerando y buscando excusas para dejar la relación.

 

Muchos le tacharon de celoso por romper con Adara en medio del confinamiento y ahora el tiempo le ha terminado dado la razón, pues Adara y Rodri están juntos. Y en esas se vieron las caras en el Deluxe con Jorge Javier Vázquez de árbitro.

Adara se ha mostró de inicio relajada y sonriente asegurando que Gianmarco “se la pela”. Algo que no hizo nada de gracia a su ex. Y es que para ella, el italiano es algo ya del pasado y cree que se está aprovechando de ella para que se hable de él. Insistió en que usó de excusa a Rodri para romper y quiso mantener al margen a su actual pareja porque "él tiene su trabajo".

El primer contacto fue frío y distante y la conversación fue llenándose de reproches e intercambio de ataques. Y fue así como el enfrentamiento fue derivando hacia el cruce de descalificaciones relativas a su vida sexual en común.

De orgasmos y besos

Así, Adara asegura que Gianmarco es pasional pero no muy bueno en la cama. Por su parte, él comentó que había cosas que no le gustaban de ella en la intimidad y Adara explotó: "La cosa es que él es muy guarrete y hay cosas que yo no".

 

Jorge Javier hurgó en el asunto y la pareja entró al trapo. Gianmarco admitió que no le gustaban las prácticas sexuales relacionadas con su "parte de atrás". Y Adara acabó admitiendo que nunca estaba satisfecha en la cama: "Nunca llegué al orgasmo con él. Se daba cuenta de que yo no llegaba y le daba igual".

La conversación sobre sexo terminó acabando mal, pues Adara confesó que Gianmarco no besaba nada bien, que le faltaba experiencia y que sus besos eran muy babosos, algo que no le sentó nada bien al italiano.

"Me da asco porque me has engañado a mí y a la gente. Has jugado con los sentimientos y no tienes coraje a mirarme a los ojos después de las mentiras que dices", le espetó muy acalorado Gianmarco mientras ella reía.

 

Comenta esta noticia
Update CMP