15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rahola se agarra un enfado sideral con sus amigos independentistas: "Penoso"

La musa de TV3 no da crédito a lo que han perpetrado ERC y Junts per Catalunya con los pactos postelectorales en los ayuntamientos de toda Cataluña y escribe furiosa contra ambos.

Pilar Rahola está enfadada. Cree que el independentismo no ha estado hábil a la hora de negociar los pactos postelectorales en los ayuntamientos de Cataluña y ha visto sus fuerzas mermadas. 

Este martes la periodista omnipresente en TV3 escribe un artículo en La Vanguardia en el que abronca a ERC y a Junts per Catalunya por hacer, cada uno, la guerra por su cuenta.  

"A pesar de los mensajes de unidad estratégica ante la represión, lo cierto es que el independentismo en global, y JuntsxCat en particular, ha demostrado una falta absoluta de estrategia, atrapado en un tacticismo localista que ha llegado a situaciones penosas", se lamenta Rahola. Que es amiga íntima de Carles Puigdemont, a la sazón líder de Junts per Catalunya.

"Es evidente que cada pueblo es cada pueblo, pero más allá de las contingencias concretas, el mapa global es caótico y, a veces, surrealista", continúa. "Entre ERC, cuya única estrategia es alejarse del universo Puigdemont, y JxCat, que no tiene ninguna y tampoco sabe qué quiere ser de mayor, lo cierto es que el independentismo no ha sabido gestionar el extraordinario resultado electoral y ha dado una imagen caótica y penosa". 

Los de Oriol Junqueras y los de Carles Puigdemont, en guerra por la hegemonía independentistas, han aprovechado los acuerdos postelectorales para rebañarse mutuamente poder aliándose a veces con los comunes y otras con el PSC o la CUP.

El caso más llamativo ha sido el de San Cugat del Vallés. Allí ERC pactó con los socialistas y la CUP para echar a Junts de una Alcaldía que llevaba 32 años en su poder. 

El cisma independentista también estuvo a punto de alcanzar al mismísimo pueblo de Quim Torra, Santa Coloma de Farners, donde Junts per Catalunya tenía ya un pacto cocinado con el PSC que el propio president abortó a última hora llamando a capítulo a su partido y a ERC para que se pusieran de acuerdo. Y finalmente lo hicieron.

Comenta esta noticia
Update CMP