29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rajoy se desmelena y se va de cañas con Pablo Motos para olvidarse de Sánchez

El expresidente y el presentador de "El Hormiguero" terminaron la entrevista de la forma más gloriosa. Un brindis por el “mal trago” que Rajoy había pasado con algunas de las preguntas.

Mariano Rajoy ha visitado El Hormiguero para presentar su último libro, Una España Mejor. En medio de la entrevista, el expresidente del Gobierno y Pablo Motos abandonaron el plató para irse a un bar cercano a tomarse unas cervezas.

Durante el trayecto hasta el local, el político continuó respondiendo a las preguntas del presentador. Rajoy desveló que camina siete kilómetros todos los días y confesó cuáles eran sus series preferidas: "Tengo Netflix y hace poco vi Fariña y Vivir sin permiso y luego otra protagonizada por María Mera de la TVG".

Antes de tomarse esas cañas, Rajoy y Motos trataron temas como el conflicto catalán y un posible futuro Gobierno presidido por Pedro Sánchez en coalición con Unidas Podemos. Asimismo, el expresidente habló con dureza acerca de cómo actuó Carles Puigdemont en el 1-o. "Si crees en algo, defiéndelo y actúa en consecuencia. Pero no tuvo coraje", dijo Rajoy.

El político también habló de Pedro Sánchez, con quien asegura que no ha vuelto a tener contacto desde que éste se convirtiera en su sucesor en el cargo de presidente del Gobierno. Preguntado por si se había leído el libro del líder socialista, Rajoy contestó con un "pasapalabra".

Otra anécdota que tampoco faltó fue la referente al cambio de colchón que Sánchez hizo antes de instalarse en el Palacio de la Moncloa tras la salida de Rajoy. "Le hubiera ido mejor continuar con mi colchón, porque se le hubieran pegado algunas buenas cualidades", dijo el expresidente.

Una serie de confesiones por parte del político, al que no estamos nada acostumbrados a ver en programas de televisión, que consiguieron aupar a El Hormiguero a sus datos más altos. El programa de Pablo Motos logró anotarse un 14,4% de share con 2.530.000 seguidores, la cifra más alta del último mes.

No cabe duda de que Mariano Rajoy le robó espectadores a El intermedio, el rival directo de El Hormiguero. El programa de El Gran Wyoming bajó casi un punto respecto al día anterior, con un 8,7% de cuota de pantalla y 1.457.000 fieles.

Comenta esta noticia