14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El fiscal del TS retrata a Sánchez mientras el secesionismo vitorea a Junqueras

Oriol Junqueras a su llegada a la Universidad de Vic

Oriol Junqueras a su llegada a la Universidad de Vic

El líder de ERC, Oriol Junqueras ha salido de la cárcel para dar clases en la universidad, mientras el fiscal Cadena ha anunciado que se recurrirá el permiso

La salida de Oriol Junqueras de prisión para dar clases en la Universidad de Vic entre aplausos y vítores del independentismo es la imagen del bochorno consentido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que sigue necesitando el apoyo del independentismo para sacar adelante su Gobierno.

Y es que, este mismo martes, líder de ERC ha llegado al campus Manresa donde impartirá docencia recibiendo el aplauso de una cincuentena de estudiantes y publicando además, a través de su perfil de Twitter un mensaje: "Enseñar y aprender. Siempre. ¡Y gracias a todos por vuestro apoyo, os quiero!"

 Todo ello, después de que la Junta de Tratamiento del centro penitenciario de Lledoners acordase el pasado jueves aplicarle el artículo 100.2, que permite flexibilizar el régimen de prisión pese a estar clasificado en segundo grado.

Sin embargo, en el mismo momento que se podía contemplar esa imagen de Junqueras, el fiscal de la Sala II del Tribunal Supremo (TS), Fidel Cadena, ha señalado que este precepto "no puede ser aplicado de manera prematura", recordando, además que el Ministerio Fiscal recurrirá la aplicación de este artículo respecto de todos los condenados del juicio del 1-O.

Y es que, para el fiscal, es necesario que los delincuentes acepten la culpa se arrepientan de los hechos cometidos, algo que en el caso de los secesionistas no se cumple, sino todo lo contrario, insisten en su llamado proceso de autodeterminación.

Además, ha querido lanzar un mensaje al Gobierno tras asegurando que durante el proceso judicial ha habido "personas maravillosas" que "descubrieron la malversación" en una clara alusión a la destitución de Carmen Tejada, la abogada del Estado que apuntaló este delito en el juicio por el procés.

El delito de rebelión está vigente y no es necesario revisarlo

Junto a ello, también ha mostrado su discrepancia con el Ejecutivo al respecto de la modificación del delito de rebelión en el Código Penal, ya que considera que tiene una vigencia "absoluta y máxima", insistiendo además en que para aplicarlo "no es preciso que se utilicen tanques".

Y es que, según el fiscal Cadena, el 1-O se produjo "una flagrante ilegalidad que tenía como objetivo fracturar política y territorialmente la estructura del Estado y el orden constitucional", fue "un golpe de Estado".

Un hecho que no parece importar demasiado al Gobierno, que se sienta a negociar con los implicados en los actos enjuiciados y que además sigue permitiendo imágenes como la de este martes: la de Junqueras paseando por la Universidad mientras los independentistas le jalean.

Comenta esta noticia