30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un alto cargo de Page dimite por un feo favor a una empresa con la que trabajó

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page

El viceconsejero de Medio Ambiente del Gobierno de Castilla-La Mancha permitió que la empresa responsable de la planta de residuos que se quemó en Chiloeches operara sin licencia.



Un nuevo caso de confusión entre la actividad pública y los intereses particulares ha provocado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se haya visto obligado a sacrificar a uno de sus altos cargos, el viceconsejero de Medio Ambiente, Sergio González, quien este mismo martes tiene previsto presentar oficialmente su renuncia alegando "motivos personales".

Sin embargo, la causa real de la salida de González del gobierno castellano-manchego se esconde en una información publicada este lunes por la revista Interviú en la que se detalla la relación profesional del viceconsejero con la empresa Layna, encargada de la gestión de los residuos peligrosos de la planta de Chiloeches (Guadalajara), que este pasado mes de agosto sufrió un incendio.

El escándalo radica en que estas instalaciones que gestionaba el Grupo Layna estaban operando sin licencia de autorización ambiental, una concesión que depende del departamento que hasta este martes dirigía el viceconsejero González. Se da la circunstancia de que en este caso la Guardia Civil investiga también la mala gestión que se hacía de las 20.000 toneladas de residuos peligrosos que albergaban estas instalaciones.

La planta de Chiloeches tenía suspendida la autorización ambiental desde octubre de 2014. Esa suspensión pasó a firme y definitiva un año después, cuando la justicia la respaldó y se cumplió el plazo de 12 meses que la Junta de Castilla-La Mancha había dado a los propietarios para que subsanaran los problemas que se habían detectado. Pero, entre octubre de 2015 y junio de este año, las instalaciones siguieron operando.

En declaraciones al diario El País, González ha reconocido que mantuvo relaciones empresariales con Layna hasta "hace un año y pico".

Comenta esta noticia
Update CMP