18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Despellejan a Sánchez por homenajear a la Constitución y pactar con Bildu

Pedro Sánchez, durante le conmemoración de la Constitución.

Pedro Sánchez, durante le conmemoración de la Constitución.

El mensaje del presidente alabando a la Carta Magna no ha gozado de ninguna credibilidad, en un momento en el que muchos ven en el mismo Gobierno la principal amenaza al Estado de Derecho.

Hace 42 años, los españoles respaldaron por una abrumadora mayoría (91,81% de los votantes) la Constitución Española que habían elaborado una serie de políticos que representaban distintos modos de entender nuestro país, el cual que estaba en plena transición hacia la democracia: Miguel Herrero de Miñón (UCD), Gabriel Cisneros (UCD), Jordi Solé Tura (PCE); Miquel Roca (Minoría Vasco-Catalana; Manuel Fraga (AP), José Pedro Pérez-Llorca (UCD) y Gregorio Peces-Barba (PSOE).

 

Esos siete hombres, a los que apodaron "los siete magníficos", obraron el milagro de enterrar el ancestral enfrentamiento entre las dos Españas cuyo trágico culmen fue la Guerra Civil (1936-1939) que trajo a su término 40 años de dictadura franquista. Una Carta Magna en la que todos -a izquierda y derecha- cedían un poco para emprender de la mano un mismo camino hacia un Estado de Derecho, políticamente plural y asimilable al de las democracias de nuestro entorno. El resultado fue un regimen político que trajo a nuestro país las mejores cuatro décadas de paz y prosperidad de nuestra historia, pese a los embates del terrorismo -fundamentalmente de ETA- y las amenazas a la convivencia del nacionalismo catalán transformado con los años en independentismo irredento.

42 años después, millones de españoles están preocupados por la deriva política del Gobierno de Pedro Sánchez, con un partido en su seno, Podemos, que apuesta claramente, sin esconderlo, por acabar con el actual régimen constitucional para fundar una república comunista de corte chavista, en la que no quepan, tal y como sostiene el propio vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, la mitad de los españoles Y con unos socios (ERC y EH Bildu) que quieren cobrarse el apoyo al inquilino de la Moncloa con indubitados pasos hacia la ruptura de la unidad de España. Todo ello con una campaña de acoso al Jefe del Estado.

El último hito de esta operación de desmadejamiento de la Constitución por parte del Gobierno de Sánchez es el intento de asaltar la Justicia con el intento de quitarle al Consejo General del Poder Judicial sus funciones básicas, en un intento de forzar al PP a que pacte un nuevo órgano de Gobierno de los Jueces en el que tenga presencia el radicalismo de Podemos, ERC y EH Bildu.

Una celebración desangelada por el coronavirus

En medio de este ambiente político se ha celebrado hoy, por el coronavirus, un desangelado aniversario de la Constitución: por primera vez esta ceremonia ha salido a la calle y apenas 150 personas han acudido a este cumpleaños atípico y algo desangelado que ha contado, sin embargo, con el Gabinete de Ministros al completo y nueve presidentes autonómicos.

En la Carrera de San Jerónimo, los abrigos, gorros, guantes y bufandas, además de las mascarillas, han poblado esta helada jornada en la que lo único que se ha mantenido es el discurso de Batet, la presencia de las más altas autoridades del Estado y la clásica ausencia de las fuerzas nacionalistas e independentistas. Entre esas bajas se encontraba Esquerra Republicana (ERC), el PNV o Bildu.

Este año también se han ausentado de este acto central de homenaje a la Carta Magna los presidentes de Vox, Santiago Abascal, y de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en ambos casos para participar en sendos actos en defensa de los valores constitucionales en Barcelona.

Aunque los asistentes no han desfilado por el besamanos que protagonizan los presidentes del Congreso y del Senado, sí se ha podido ver en la escalinata de la Puerta de los Leones a Sánchez, a miembros de las Mesas y portavoces de ambas cámaras parlamentarias, al jefe del primer partido de la oposición el popular Pablo Casado, así como los presidentes del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes.

Junto a ellos se encontraban también el Gabinete de Ministros al completo -incluido el ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, que en años anteriores no solía participar de este aniversario de la Constitución- y representantes de otras instituciones del Estado, como el Consejo de Estado, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas, la Fiscalía General y el Consejo de Estado, el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Miguel Ángel Villarroya, así como representantes de la sociedad civil.

No ha habido saludo entre Sánchez y Casado

La lista de asistentes la completaron los presidentes Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León), Ángel Víctor Torres (Canarias), Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Juanma Moreno (Andalucía), Concha Andreu (La Rioja), María Chivite (Galicia), Fernando López-Miras (Murcia) e Isabel Díaz Ayuso (Madrid). También ha estado en el acto el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

Tras la intervención de Batet, el presidente del Gobierno se ha acercado a saludar a los presidentes autonómicos, con los que ha estado charlando, entre otras cuestiones, de la evolución de la pandemia y de la vacuna, según desvelaron después algunos de ellos.

Pese a haber coincidido en el mismo acto, no ha habido saludo entre Sánchez y el líder del PP, Pablo Casado, como él mismo ha reconocido posteriormente en una conversación informal con periodistas, lo que evidencia la frialdad que existe actualmente entre ambos dirigentes.

 

Un tuit con loas a la Constitución que  no se creen en las redes sociales

Pese a la seria amenaza a la Constitución que muchos ven en el Ejecutivo de Sánchez, el propio presidente ha intentado patrimonializar este domingo el aniversario de la Carta Magna de 1978, con un tuit que, sorprendentemente, va en línea claramente opuesta al frentismo que viene practicando desde que sustituyó a Mariano Rajoy mediante una moción de censura. Y en contra de los planes de Podemos, los independentistas y los herederos políticos de ETA que sostienen al Gobierno: "Son 42 años de paz, de convivencia, de libertad. Y se lo debemos a nuestra Constitución, el mayor éxito de nuestra historia colectiva. En el Día de la Constitución celebramos el entendimiento que la hizo posible ayer y que hoy debe guiarnos hacia el futuro".

 

Sin embargo, las loas de Sánchez al actual régimen constitucional no han gozado de credibilidad, pues muchos usuarios de las redes sociales le han reprochado que sus palabras no coinciden en absoluto con sus actos. Especialmente incisivos han sido los tuits en los que le recuerdan sus más recientes pactos con la formación de Arnaldo Otegi en asuntos tan trascendentales como los Presupuestos Generales del Estado y la reforma de la Ley educativa.

Comenta esta noticia
Update CMP