18 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bochorno en Alcalá: PSOE y Podemos impiden que se investigue el striptease

Tanto como se llenan la boca ambos partidos contra el machismo y ahora que tenían en su mano esclarecer qué pasó en dependencias municipales y quién fue el responsable político no quieren.

El Gobierno tripartito de Alcalá, compuesto por PSOE, Podemos y una expulsada de IU, se ha negado a abrir una Comisión de Investigación de la fiesta sexual celebrada en dependencias municipales públicas que hace un mes dio la vuelta al mundo.

El alcalde complutense y número dos del PSOE de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez Palacios, ha vetado este miércoles una comisión reclamada unánimemente por la oposición que serviría para averiguar por qué el propio primer edil silenció los hechos pese a conocerlos desde que ocurrieron y sólo reconoció su existencia cuando se hicieron de dominio público.

En ese momento, se parapetó en una supuesta investigación interna que, en todo caso, sólo dio a conocer cuando el vídeo con de la striper  jaleada por decenas de empleados municipales se había hecho viral. Con ese procedimiento además se garantiza la opacidad al impedir la participación de la oposición, en una línea de falta de transparencia que se repitió en el mismo pleno del veto a la Comisión, que no fue retransmitido por streaming en contra de lo habitual en el Ayuntamiento de Alcalá.

Rodríguez Palacios silenció los hechos hasta que se hicieron públicos, con dos concejales señalados como participantes

La Comisión también pretendía aclarar la participación directa o indirecta de dos concejales del equipo de Gobierno en la fiesta, uno del PSOE y otro de la marca blanca de Podemos en Alcalá: a los dos se les sitúa en la mismas instalaciones públicas donde se celebró la bacanal para despedir a un trabajador jubilado, y ninguno de los dos hizo nada por evitarla ni denunciarla y, aún más, se sumaron al silencio del Gobierno durante diez días.

En el periodo comprendido entre la fiesta y la difusión del striptease en ESdiario, el mismo Gobierno que tapó los hechos firmó un convenio con una fundación para denunciar la explotación sexual de mujeres. Se da la circunstancia de que la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, de carácter nacional, es otra concejala del mismo Ejecutivo local.

A la derecha Rodríguez Palacios, valedor de Pedro Sánchez hasta ahora, junto a la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández

Otro ‘Ayuntamiento del cambio’

Rodríguez Palacios, uno de los principales valedores de Pedro Sánchez pasado ahora a las filas de Patxi López, gobierna uno de los llamados “Ayuntamientos del Cambio” por la participación en el mismo de Podemos en una coalición que compensó la tercera derrota consecutiva del regidor socialista.

Pese a obtener el peor resultado del PSOE en la historia de la segunda ciudad de la Comunidad de Madrid, con sólo siete concejales, accedió a la Alcaldía tras pactar con los seis ediles de Somos Alcalá y con una concejala apartada de IU y enfrentada a la coalición liderada por Alberto Garzón.

Los problemas de Rodríguez Palacios alcanzan a su propio liderazgo en el PSOE, con la Agrupación dividida y enfrentada de manera radical, hasta el punto de que el número dos del partido en la ciudad complutense denunció a su teórico jefe de filas por intentar una afiliación masiva de última hora para movilizar votos en el Congreso contra la candidatura de Susana Díaz.

La fiesta sexual

Los hechos que no se investigarán al menos en público sucedieron el pasado 3 de marzo, en las dependencias del Parque Municipal de Servicios, donde se celebró una fiesta de despedida con comida, alcohol y la presencia, al menos, de una striper profesional.

El Tripartito se niega a investigar una fiesta vergonzosa, con alusiones sexuales constantes a una trabajadora

El vejatorio vídeo está repleto de frases ofensivas hacia la mujer, con alusiones burdas al tamaño de los pechos o incluso al estado de la ropa interior del jubilado. La escena, jaleada por un número indeterminado de funcionarios del Ayuntamiento complutense, discurre durante varios minutos en los que la mujer se desnuda, contornea y restriega contra el cuerpo del jubilado entre gritos de sus compañeros.

Según los populares, el rechazo a la Comisión es "un acto de cobardía y la mejor prueba de que tienen algo que ocultar. Hay miedo a la verdad". Por parte del partido naranja, que acusa al tripartito de "ocultismo" y "falta de transparencia", el escándalo sexual no puede recaer en los trabajadores, porque ante todo "hay responsables políticos". 

Comenta esta noticia
Update CMP