La música de Santa Cecilia en el año de la pandemia

Los actos de Santa Cecilia no han podido ser este año como en el pasado, cuando los músicos salían a la calle a disfrutar y hacer disfrutar, como la banda de La Lira de Cheste

Los actos de Santa Cecilia no han podido ser este año como en el pasado, cuando los músicos salían a la calle a disfrutar y hacer disfrutar, como la banda de La Lira de Cheste

Las bandas de música sirven como vertebración de nuestro territorio, como forma de acercamiento e intercambio entre nuestros jóvenes, como modo de difusión y hasta de hacer turismo

Acabamos de celebrar en todos los pueblos de la Comunidad Valenciana el día de Santa Cecilia, patrona de los músicos, en el que los pueblos acompañamos a los músicos y nuevos educandos en la celebración, y ellos nos corresponden deleitándonos con lo que mejor saben hacer, música.

Pero este año, como en todos los ámbitos, la celebración ha estado marcada por la pandemia, y las restricciones en los aforos, la ausencia de comidas de hermandad e incluso los pasacalles, han estado limitados a lo estrictamente necesario, y no han permitido por ejemplo, recoger a los nuevos músicos en sus domicilios, acompañados de sus familias con ágape para todos incluido, reduciendo así que no sólo la música llegue a nuestras casas, sino que el círculo económico que giraba  a la celebración se vea reducido.

Porque no hay sector que no se vea afectado por esta situación, aunque es cierto que el hostelero, gastronómico y turístico están sufriendo un impacto directo más duro. Por ello demandan creo con toda razón ayudas directas que les permitan aguantar este año.

Como decía, las restricciones han llegado también a las celebraciones de Santa Cecilia, y las bandas de música han tenido que reducir el número de participantes en el Concierto de Santa Cecilia. Eso sí, con un esfuerzo increíble para que no se notase la reducción de músicos, y las obras interpretadas  sonaran en nuestros oídos como siempre. Evidentemente los conciertos han reducido el aforo y han contado con todas las medidas sanitarias.

Como hija y nieta de músicos, pertenecientes a la banda La Lira de Cheste, es justo reconocer la labor tan importante que realizan difundiendo la música en nuestros pueblos. La mayoría ya centenarias, han formado parte de la vida colectiva del municipio y de sus familias, todos nos hemos sentido parte de ellas, y hemos colaborado de muchas maneras en su continuidad.

También es cierto, que en algunos momentos,  o algunas personas han intentado “utilizarlas”, como arma arrojadiza contra los gobernantes municipales,  con fines políticos. Recuerdo yo algún caso en algún municipio, pero casi siempre la labor musical y el sentimiento de identidad del pueblo para con su banda o sus bandas han podido más, y la labor musical, cultural e incluso de entretenimiento ha continuado con gran intensidad y desarrollo.

Incluso las bandas de música sirven como vertebración de nuestro territorio, como forma de acercamiento e intercambio entre nuestros jóvenes, como modo de difusión y hasta de hacer turismo.  Los concursos de bandas, los “encuentros de bandas juveniles”, los conciertos de varias bandas,…son algunos de los modos en los que las bandas se organizan para ayudar a sus miembros a enriquecerse musical y culturalmente, conociendo nuestro territorio y costumbres.

Sirvan pues estas breves palabras como un homenaje a todos nuestros músicos, aficionados o profesionales, que comparten su pasión y colaboran en el enriquecimiento de la vida de nuestra sociedad. La mayor parte de una manera altruista trabajan para hacer de nuestros pueblos  un lugar donde cada vez suena más y mejor música. Y en general a todas aquellas personas, que hacen posible su supervivencia, porque ya sabemos que un pueblo sin cultura, sin música es un pueblo sin vida.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP