27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marta Rovira baja a la tierra a Puigdemont y envía a Torrent con este mensaje

Carles Puigdemont y Marta Rovira, una grieta desde el "exilio".

Carles Puigdemont y Marta Rovira, una grieta desde el "exilio".

Las cartas ya están sobre la mesa tras la última ejecutiva de Esquerra presidida por su secretaria general desde su encondite suizo. Y con malas noticias con destino a Waterloo.

Dicen algunos de los dirigentes de ERC que la última ejecutiva de la formación de Oriol Junqueras, que inusualmente presidió desde su escondite suizo su secretaria general Marta Rovira, prófuga del Tribunal Supremo por su papel en el procés, ha supuesto un "antes y un después" en la unidad de acción de independentismo.

Y es que Esquerra, a escasas semanas de que arranque el juicio en el Alto Tribunal contra el vicepresidente de la Generalitat y siete exconsejeros más, ha obligado a los de Junqueras a moderar su actitud en busca de un acuerdo con el gobierno de Pedro Sánchez que alivie el complicado horizonte procesal del exvicepresidente de la Generalitat. Con un indulto a medio plazo en boca de muchos. Y con el posible voto favorable de los de Tardá y Rufián a los Presupuestos del PSOE.

Por eso, a ERC no parece interesarle nada ahora la ofensiva de Carles Puigdemont para volver a ser investido, una vez que ha arrancado en el Parlament la Ponencia para reformar el reglamento de la Cámara catalana que puede permitir en breve la reposición en su cargo, a distancia, del cesado por el 155 antiguo inquilino del Palau.

Y Rovira, siguiendo las instrucciones de Junqueras, ha querido bajar los pies a la tierra al prófugo de Waterloo. Lo ha hecho este lunes con un mensaje enviado por persona interpuesta. Y no una persona cualquiera, el mismísimo presidente del legislativo, Roger Torrent.

En una entrevista en la Cadena SER en Cataluña, Torrent ha lanzado un jarro de agua fría sobre las expectativas de Puigdemont y ha exigido que "no se genere frustración" con el intento de investir al expresident.

"Efectividad significa que el presidente pueda asumir el cargo, nombrar consellers y gobernar. Cuando se den estas circunstancias estaremos al frente de cualquier investidura. Si no es así, ¿de que sirve?", se ha preguntado en voz alta Torrent.

Todo un torpedo a la línea de flotación de la estratregia que Puigdemont trata de imponer a sus diputados de Junts per Catalunya que ha abierto una nueva brecha en el PDeCAT.

Comenta esta noticia
Update CMP