22 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marlaska reconoce que su promesa urgente cuando llegó a Interior era propaganda

Marlaska, este jueves de visita en Ceuta.

Marlaska, este jueves de visita en Ceuta.

El que fue el "fichaje-bomba" de Pedro Sánchez tras la moción de censura hizo bandera de la retirada de las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla. Todo fue un "fake" del momento.



Ni la equiparación salarial para policías ni guardias civiles, ni una inyección presupuestaria para dotarles de más medios, ni la eliminación de las concertinas en las vallas de Ceuta y Melilla. Y eso que esta última fue su gran promesa cuando fichó por Pedro Sánchez para ocupar el Ministerio del Interior.

Iba a ser en julio de 2018 pero la polémica promesa no ha llegado. Si se cumple está vez su palabra queda apenas un mes y medio para que se realice. Eso sí, el anuncio llega en plena campaña electoral.

El ministro del Interior en funciones y candidato del PSOE por Cádiz, Fernando Grande Marlaska, ha enmarcado este jueves en Ceuta la propuesta de Vox de enviar al Ejército a proteger las fronteras de España con Marruecos en el "discurso xenófobo del partido de ultraderecha" y se ha negado a contemplar siquiera tal posibilidad. "

Para proteger las fronteras tenemos a la Guardia Civil y a la Policía Nacional, que son nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de las más profesionales y eficaces del mundo", ha dicho.

Ha hecho estas declaraciones a los periodistas durante su visita a la ciudad autónoma, donde pasará por la frontera y protagonizará un mitin. "Si fuera policía o guardia civil, me preocuparía porque el partido de ultraderecha Vox no tiene confianza en ellos", ha dicho el ministro.

"Tenemos unas Fuerzas Armadas de lo mejor que hacen funciones humanitarias y sociales en el extranjero pacificando escenarios de conflicto en el exterior, pero desconocen cuál es el marco normativo", ha reprochado a los de Santiago Abascal, "y el trasfondo de sus manifestaciones es su discurso xenófobo intentar generar un miedo sin sentido al extranjero y a la interculturalidad".

 Marlaska ha avanzado que las obras de reforma del vallado fronterizo de Ceuta que permitirán retirar los alambres con cuchillas (concertinas) "comenzarán en 2019 y terminarán en 2020". Una promesa que anunció como inmediata en julio de 2018.

"Ya hemos empezado a trabajar en la frontera inteligente con un nuevo circuito cerrado de televisión, cámaras térmicas y de reconocimiento facial... Será una frontera más segura y menos cruenta porque la infraestructura actual no cubría sus necesidades de seguridad, como alertó un informe técnico oficial de 2017 que nos encontramos".

El político socialista ha negado que el Gobierno español haya "esperado" a que Marruecos levantase su propio vallado en paralelo al perímetro de Ceuta y ha insistido en que si esa "obra compleja" no se ha ejecutado ya solo ha sido por los plazos que consume su preparación y licitación.

Comenta esta noticia
Update CMP