22 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cargos de Cs señalan con nombre y apellido al culpable del "gatillazo" de Rivera

La sombra de UPyD planea sobre Ciudadanos mientras, en las calles de al lado, el PP y Vox continúan la carrera del 10N en posiciones cada vez más consolidadas. Y Moncloa insiste: 135 escaños



Atentos a la frase. Y si usted está en paro, más aún: "Hay más paro porque hay más confianza en encontrar un trabajo"… Si ha tenido dificultades para entenderla, puede leerla de nuevo. Y si está en paro, siéntase un idiota directamente.

El autor es el ministro José Luis Ábalos, coordinador de la campaña electoral del PSOE. El PSOE ya no sabe qué hacer para llegar al 10N evitando la economía y ha optado por engañar a los españoles, como Zapatero en 2008. El PSOE fue "dopado" a aquellas elecciones con una enorme mentira, negando una crisis que todo el mundo veía y que Zapatero reconoció, ¡oh casualidad!, días después de los comicios.

Lanzar a Calviño como 'vicepresidenta económica' con los datos del paro habría sido quemarla

Pedro Sánchez ha optado por el mismo camino. Hemeroteca reciente. Jueves anterior al 28 de abril: Nadia Calviño niega síntomas de desaceleración. La misma semana de las elecciones de mayo lo volvió a hacer. Reconocer la crisis llevaría a tener que contar la verdad de los ajustes que habrá que aplicar.

Este martes, Calviño no podía ser y sacaron a Ábalos. Estrenarla como "vicepresidenta económica" con 100.000 parados más hubiera sido quemarla por adelantado. Ella está harta -dicen- de comprometer su prestigio internacional con declaraciones así.

La fecha impuesta del debate, una forma de ocultar el paro

Horas antes del debate, adelantamos en ESdiario las dos imposiciones de Moncloa: la elección de la fecha y la presencia de Vox.

El PSOE impuso el lunes 4 porque el 5 salían los datos del paro. Sánchez hubiera tenido que afrontar el debate con 100.000 parados más sobre su atril. Y el gobierno lo sabía.

Ha sido el peor octubre desde 2012. En España hay 3.177.659 desempleados. La frase de Ábalos es un insulto a todos ellos.

El PSOE teme activar el miedo que suscita en millones de españoles la palabra "paro" y el recuerdo de la herencia de Zapatero: 5.273.600 parados y los recortes sociales más duros de nuestra democracia con España (mayo 2010) al borde, por horas, de la bancarrota.

En Ferraz, cara al domingo, rezan a Tezanos porque "en abril clavó los resultados". En el entorno de Moncloa insisten: 135 diputados.

"Buenas sensaciones y el mismo camino", en el PP

Aparte de la fecha, el PSOE impuso también la presencia de Santiago Abascal. Objetivos: alimentar el miedo a la ultraderecha y reactivar al votante socialista y frenar el ascenso del PP, confiando en que Abascal se comiera a Casado.

Pero no ocurrió. Casado aguantó "sin complejos" las embestidas de Abascal y Rivera, sobre todo, con Cataluña. Tomó la iniciativa y desnudó a Sánchez con su silencio sobre su posible pacto con los independentistas. En Génova creen que hay que seguir por ahí.

Casado se mantuvo firme, con más "punch" que en abril, pero en la línea moderada y centrista de esta campaña. En el PP hay "buenas sensaciones" para afrontar la recta final del 10N "por el mismo camino, sin cambiar de estrategia". Aunque hay voces que han pedido elevar el tono para frenar el empuje de Vox.

Cabreo en Ciudadanos. Rivera defraudó. Fernando Páramo, en la picota

A Albert Rivera le tocaba el lunes dar lo mejor de si mismo. Es un brillante orador. Pero Rivera defraudó. Erró el tiro de "la última bala" para ganar de nuevo a las encuestas y evitar, esta vez, el desastre.

En la calle Alcalá se apunta a un responsable: Fernando Páramo, el secretario de Comunicación. El "ideólogo" -dicen fuentes del partido- de las "ocurrencias" de adoquines y papiros, cartones y números. O lo del ICB, el 'Impuesto de la Corrupción del Bipartidismo'. "¡Cuánta gráfica inútil!", exclama un dirigente.

En la parte de abajo de su atril transparente se adivinaba algo parecido a una bolsa. Todos imaginábamos que allí estaban el conejo y la chistera.

Fue … "nada nuevo" respecto a abril. Rivera y su mensaje sonaron a viejo y repetitivo. Lo peor para un líder joven y un partido recién llegado.

La sombra de UPyD planea sobre Ciudadanos. Asumir, sin dimisiones, una derrota en escaños como la que pronostican las encuestas será difícil, pero imaginar a Ciudadanos sin Albert Rivera es más complejo.

Hay quien apunta ya a que el "establishment" del partido podría agarrarse a d’Hont para no dimitir si la caída en número de votos respecto a abril no fuera tan acusada como la caída en número de escaños.

Si el desastre se confirma y Rivera no se va, rodarán cabezas. Algunos apuntan ya, como mínimo, la de Páramo, el hombre… a un adoquín pegado.

El bautismo de Vox. Hay euforia

Santiago Abascal fue a lo suyo: "Nosotros no somos ellos; somos diferentes". Abascal sorprendió hasta en su atuendo "alternativo". Se movió bien. La posición en el centro del plató le facilitó la tarea de repartir a diestro y siniestro. Es un magnífico orador, pero era nuevo en esto.

El líder de Vox fue respetuoso (más, desde luego, que Sánchez mirando al atril todo el rato) y explicó con contundencia y claridad, pero sin estridencias, una propuesta política que apareció muy elaborada, más allá de tuits y frases hechas para redes sociales o mítines.

Vox se bautizó ante millones de españoles, sin filtros interesados por medio. Su fidelidad de voto es envidiable. El lunes, probablemente, ganó más. "Esta vez no será -señalan- la decepción de abril". Hay euforia.

 

Comenta esta noticia
Update CMP