21 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Filtran una incómoda fotografía que hunde a la CUP y desata una "guerra civil"

El dirigente de la CUP, David Fernández, en un cálido abrazo a Artur Mas.

El dirigente de la CUP, David Fernández, en un cálido abrazo a Artur Mas.

Según se acerca la fecha del 1 de Octubre las relaciones entre el PDECAT y la CUP se han convertido en una emboscada permanente. Si no, que se lo digan al cupero David Fernández.

Los nervios, la desconfianza mutua y los navajazos políticos se han convertido en la práctica diaria en las relaciones entre los dirigentes de la antigua Convergencia y sus socios de la CUP. Y más, según se acerca la fecha decisiva del órdago independentista y los antisistema han decidido asumir las riendas del desafío al Estado.

Este mismo jueves, la CUP desató la indignación del PDeCAT, al incluir en su polémico cartel en favor del 1-0 al expresidente de la Generalitat, Artur Mas, al que exige "barrer".

Los radicales incluyen a Mas en una lista en la que figuran la Monarquía, el Gobierno y Florentino Pérez, entre otros.

Pero la respuesta no se ha hecho esperar. En las últimas horas, circula por los foros independentistas una demoledora fotografía que ha incendiado la CUP. La de su exportavoz en el Parlament, David Fernández, fundido en un intenso abrazo con el propio Artur Mas. Cuestión de coherencia.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia