19 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

El secreto del glaseado con "efecto espejo" que arrasa en Instagram

Durante meses la repostera rusa que ideó esta tendencia guardó el secreto para cocinar estos pasteles "hechos de mármol". Ahora la receta sale a la luz y el truco es realmente sencillo.



La repostera de origen ruso Olga Noskova colecciona miles de seguidores en las redes sociales gracias los originales diseños de sus tartas "efecto espejo" que reflejan de forma nítida caras y objetos sobre su superficie. Estos pasteles que parecen "hechos de mármol", por lo perfecto de su cobertura, siguen una técnica extraída de las pastelerías francesas profesionales que recibe el nombre de glaçage miroir y que se utiliza normalmente para asegurarse de que el interior del pastel no se queda seco. 

Sin embargo, la habilidad de Olga demuestra un auténtico dominio de la receta original, ya que con sus manos ha conseguido crear obras de arte con un acabado brillante que supera el sellado habitual. Su obsesión por los detalles la llevó a cocinar pasteles considerados "de ensueño" debido a su control de la teoría de los colores. Todos los adornos que acompañan sus creaciones son escogidos con sumo cuidado así como las bases, que tienen ser ser perfectas, si no quieres que el glaseado especial que las cubre te delate. 

La receta para crearlas no tiene mayor misterio, aunque durante un tiempo Olga jugó al despiste para asegurarse la exclusiva. Cuando hace apenas unas semanas se coló en el portal Reddit la receta de manos del usuario SuperDrew124, su creadora se limitó a responder: "uso polvo de gelatina, agua, glucosa, azúcar, leche condensada, chocolate y colorante alimentario". Y es cierto. 

Para cocinar una tarta como la que te mostramos en las fotos tendrás que utilizar para cubrir el bizcocho los siguientes ingredientes:

- 20 gr de polvo de gelatina

- 120 ml de agua

- 300 gr de glucosa

-300 gr de azúcar

- 150 ml de agua

- 200 gr de leche condensada

- 300 gr de chocolate

- Colorante alimentario

Con ellos tendrás que crear una cobertura mezclando los 120 ml de agua con la gelatina. Después, hierve la glucosa, el azúcar y los 150 ml de agua. Retira la combinación del fuego y añade la gelatina y la leche condensada. Por último, vierte la mezcla sobre el chocolate y mezcla todo con una batidora de mano. 

El truco para que el resultado sea perfecto es esperar a que el preparado se enfríe hasta los 35º y que el bizcocho esté recién salido de la nevera cuando te dispongas a cubrirlo. Para que la capa superior quede totalmente homogénea, levanta la base con un recipiente de unos cuatro dedos de alto como se ve en las imágenes y pon debajo un plato para que resbale el excedente. Así no tendrás que tocarla hasta que se haya endurecido lo suficiente.

Comenta esta noticia
Update CMP