18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Al descubierto la identidad del hijo secreto del cantante a Juan Gabriel

El parecido entre el fallecido cantante y su hijo secreto es indiscutible

El parecido entre el fallecido cantante y su hijo secreto es indiscutible

Parecía que todo se había contado ya sobre Juan Gabriel pero la realidad es más bien distinta. Descubrimos quién es el hijo secreto del Divo de Juárez.

Hay cosas, que ni la naturaleza puede ocultar. La genética juega esa mala pasada para aquellos padres que no quieren asumir la responsabilidad de tener un hijo, y es la madre naturaleza, la que a falta de ese reconocimiento, convierte a sus vástagos en perfectas calcomanías, espejos de quien más los pretenden ocultar. Y eso es lo que le ocurre a Luis Alberto Aguilera, un completo desconocido de 26 años en el mundo de Juan Gabriel.

Según ha desvelado el programa mejicano “Primer Impacto”, Alberto Aguilera, nombre verdadero de El Divo de Juárez, sería su padre biológico y así consta en la partida de nacimiento del joven, Luis Alberto. Sólo su madre Guadalupe, que trabajó como empleada doméstica para Juan Gabriel y algunos familiares más cercanos conocían el secreto que le ha acompañado hasta su muerte. Ni siquiera los hijos del cantante sabrían de su existencia.

Luis Alberto, que no pudo evitar emocionarse al recordar a su padre, aseguró durante el programa, que en su momento “entendió que era importante mantener el anonimato por protección” y que además “cuando era más chico fue bueno poder vivir y crecer normal, pero después siento que fue poniendo mi vida en pausa. Me quedé como en el limbo”.

Sin embargo y a pesar del enorme parecido con Juan Gabriel, Luis Alberto aportó otros documentos que avalan sus historia, no sólo fotografías y correspondencia escrita que guarda como un tesoro sino que aseguró que vive en una casa en Nevada cuya propiedad está a nombre del cantante, propiedad que se sumaría a los bienes inmuebles que deben ser repartidos una vez que se abra el testamento.

La repentina muerte del cantante, truncó para siempre los sueños de Luis Alberto de tener una familia completa. Siempre pensó que en algún momento las cosas se compondrían, que tendría más tiempo con su padre y que podría por fin conocer al resto de sus hermanos y familia, pero todos estos deseos ya no serán posibles. “Mi vida la he tenido en pausa, esperando y esperando. Ahora la persona en la que yo confiaba ya no está para decirme qué tengo que hacer”. Es por esto por lo que y a pesar de guardar buenos recuerdos de su padre, ha decidido dar un paso adelante con la esperanza de que sus hermanos le acojan como tal. El testimonio de Luis Alberto es el de un hijo roto de dolor por la marcha de un padre. Pero es también un testimonio lleno de anhelos frustrados, de lo que pudo ser y no fue.

Comenta esta noticia
Update CMP