09 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La mano derecha de Sánchez pide a Jorge Javier un debate en jornada de reflexión

Curiosamente quién más se juega en estas elecciones generales no se presenta a los comicios y no le podrán votar los españoles, pero eso no quiere decir que no esté en la cuerda floja.

Ya con todo el país y los medios en modo electoral este lunes Eduardo Álvarez aprovecha su columna en El Mundo para argumentar que en realidad a" la persona que más se juega en las elecciones del 10-N no puede votarle nadie. Y no será porque falten simpatizantes del partido al que asesora con ganas de botarlo bien lejos".

En cualquier caso es lo normal cuando, a su juicio, "uno cobra tanta influencia y la gestiona de modo tan despótico" ya que "el arte de no pisar callos no va con Iván Redondo, el Rasputín monclovita que convenció a Pedro Sánchez de que más valían cientos de pájaros volando que uno en la mano que sujeta la rosa y le empujó a la reválida de las urnas".

Ahora solo le quedan dos opciones: "si al PSOE le sale bien la jugada, se lo van a rifar en el extranjero; si se la pega, su futuro profesional se va a limitar al de asesorar alguna mala serie de esas que Telecinco relega al segundo capítulo por refritos de Gran Hermano".

No en vano, según Álvarez, ha impuesto que de aquí a los comicios todo gire en torno a Sánchez y se orille lo más posible al partido algo que ya ocurrió en la pasada campaña con los candidatos de los principales partidos nacionales.

Sin embargo, ahora hay una gran diferencia: el rechazo que despierta toda la hornada de líderes de manera que mejor haría Sánchez encomendándose a que los españoles se olviden de su vedetismo y confíen en las siglas sistémicas del PSOE.

Pero "como si viviéramos instalados en un eterno déjà vu, de momento Sánchez repite exactamente los mismos errores que hace unos meses a cuenta de los debates. Igual que entonces, ya ha sentenciado que sólo acudirá a uno y en la fecha propuesta por TVE. Olvida que la otra vez tuvo que acabar doblando la cerviz". 

Por eso, ironiza para concluir, "ahora, quién sabe si no será Iván Redondo el que acabe suplicando a Jorge Javier que organice algún debate extra en la jornada de reflexión, porque parece que a su jefe se le va a hacer muy larga la campaña más corta de la historia". 

Comenta esta noticia
Update CMP