27 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los agricultores se revuelven contra Iglesias: no lo quieren como interlocutor

Imagen de una de las tractoradas de este miércoles.

Imagen de una de las tractoradas de este miércoles.

El presidente de Asaja critica al vicepresidente segundo por solidarizarse con ellos durante una reunión sin aportar soluciones. "Esto no puede ser una procesión de ministros", señala.

El campo no quiere como interlocutor a un vicepresidente que les anima a seguir manifestándose en las calles en lugar de darles soluciones como Gobierno que es. 

Así de claro lo ha dicho el presidente de Asaja, Pedro Barato, después de la extraña reunión que este martes los sindicatos agrarios mantuvieron con Pablo Iglesias y con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz

Extraña porque no estaba anunciada la presencia del vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030. Pero como la semana pasada desconvocó a Asaja, UPA y COAG, a los que previamente había citado, esta vez quiso congraciarse con los agricultores. 

Pero estos no se dejaron llevar por las palabras de apoyo de Iglesias -quien les animó a apretar con sus manifestaciones- y le pidieron hechos. Obras. Nada sustancial obtuvieron a cambio.

Tan decepcionante fue el encuentro que las asociaciones han decidido que no quieren más con Iglesias. Quieren que el ministro de Agricultura, Luis Planas, sea su único interlocutor a partir de ahora. 

"Esto no puede ser una procesión de ministros", se ha quejado Barato. Pedimos al Ministerio de Agricultura que sea el que coordine, el que tutele", ha añadido. "Llevamos varias reuniones, análisis y todavía nada. El campo no quiere palabras, quiere soluciones a sus problemas".

También el portavoz de Más País, Íñigo Errejón, ha aprovechado la coyuntura para recordarle a Iglesias que ahora es vicepresidente del Gobierno de España y no un activista ni el portavoz de un partido político. "Los gobiernos están para tomar decisiones, para arreglarles la papeleta", ha afirmado.

No obstante Iglesias ha negado este miércoles en los pasillos del Congreso que hubiera utilizado el verbo "apretar" para azuzar a los agricultores, sino que únicamente respaldó sus reivindicaciones en la calle y los animó a seguir.

En cualquier caso, al campo no le hacen falta los ánimos de Iglesias, en vista de que las protestas continúan. Este miércoles los agricultores han sacado sus tractores a la calle en Granada, Pamplona y La Coruña.

Comenta esta noticia