11 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Inditex invertirá 2.700 millones en su transformación digital hasta 2022

Se invertirán 1.000 millones de euros para impulso de la actividad online y otros 1.700 millones de euros para la correspondiente actualización de la plataforma integrada de tiendas

El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha presentado hoy un plan que anticipa lo que será el Inditex del futuro, con el que la empresa acelerará y ampliará su estrategia de anticipación a la transformación digital. Isla adelantó que se invertirán 1.000 millones de euros para impulso de la actividad online y otros 1.700 millones de euros para la correspondiente actualización de la plataforma integrada de tiendas, con la incorporación de herramientas tecnológicamente avanzadas.

En palabras de Pablo Isla este plan «supone culminar el proyecto cuyas bases se han ido sentando progresivamente con importantes inversiones desde 2012, que va a transformar significativamente el perfil de la compañía. El objetivo de aquí a 2022 es adelantar la implantación total de nuestro concepto de tienda integrada, cuyo futuro estará vinculado al servicio permanente al cliente allá donde se encuentre, en cualquier dispositivo, y en todo momento».

Dentro del plan destaca especialmente el proyecto Inditex Open Platform (IOP), la creación de la base tecnológica propia sobre la que funcionan todas las operaciones digitales de la compañía y que se ha ideado para adaptarse minuciosamente a todas ellas con la calidad, precisión e inmediatez que necesita el modelo de negocio de la compañía.

Partiendo del comercio electrónico, se incorpora a todos los procesos vinculados, como inventarios, compras, distribución o pedidos, lo que añade flexibilidad y, de forma muy importante, escalabilidad. Este aspecto es esencial para mantener la excelencia de servicio en momentos de tráfico elevado, como ocurre en época de rebajas, y es clave para el incremento previsto de las ventas online.

La plataforma, que comenzó a definirse en 2018, ha ido confirmando su eficacia en diferentes fases, ya está activa en un 60%, y durante el plan 2020-2022 culminará su implantación. Se trata de una de las herramientas tecnológicas más avanzadas del mundo en su campo y tiene como ventaja la posibilidad de segmentar a través de microservicios las necesidades concretas de cada área sin necesidad de modificar el conjunto.

Online, más del 25% de las ventas

El plan prevé que las ventas por internet alcanzarán más del 25% del total en 2022, desde el 14% de 2019, con una red de tiendas integrada más ágil y sostenible, que incorporará nuevas herramientas tecnológicas, con una superficie media por tienda más grande, mayores niveles de rentabilidad, y que crecerá entre un 4% y un 6% en tiendas comparables.

Cada una de las tiendas actuará como una pequeña plataforma de distribución de moda desde los lugares comerciales más estratégicos de las principales ciudades de todo el mundo, una red capilar global de distribución integrada con online para atender los nuevos hábitos de compra.

Para ello se van a reforzar también las capacidades del comercio online de todas las marcas, uno de cuyos ejemplos son los nuevos estudios de Zara.com en Arteixo que ocuparán más de 64.000 metros cuadrados. Además, se van a ampliar los equipos de atención al cliente online tanto desde tiendas como desde centros especializados, y a lo largo de 2020 se culminará la implantación del sistema RFID para trazabilidad de prendas y gestión integrada de inventarios en todas las marcas del Grupo.

Plan de actualización de tiendas

Se continuará el plan de actualización de tiendas por el que desde 2012 se han abierto 3.671 tiendas del nuevo concepto de integración en espacios más grandes y más fluidos, se han ampliado 1.106 tiendas, reformado 2.556 para su adaptación tecnológica, y absorbido 1.729, 1.024 de ellas en los tres últimos años.

Se llegará de esta forma a una red de entre 6.700 y 6.900 tiendas, tras abrir 450 tiendas con la última tecnología de integración comercial, y la absorción de entre 1.000 y 1.200 tiendas de menor tamaño, que representan entre un 5% y un 6% de las ventas totales, y que tienen una menor capacidad para prestar los nuevos servicios al cliente. Estas unidades se corresponden fundamentalmente con los establecimientos más antiguos de las cadenas diferentes a Zara.

Por regiones, el plan permitirá que en China y Japón cadenas como Bershka, Pull&Bear y Stradivarius impulsen definitivamente la venta online, que en España continúe el proceso de los tres últimos años con la apertura de tiendas más relevantes y absorción de tiendas pequeñas como se ha visto en Bilbao o Pamplona, mientras que en América y resto de países europeos consolidará la estrategia de plena integración entre el mundo físico y digital.

Las plantillas permanecerán estables y, al igual que a lo largo del periodo 2012-2020, se ofrecerán nuevos puestos a todos los trabajadores de los establecimientos absorbidos, para cubrir las nuevas necesidades generadas por la integración online y los envíos individualizados a clientes.

Esta red capilar será capaz de complementar constantemente la oferta de las páginas web y de estar coordinada con los almacenes online para reforzar la experiencia del cliente con nuevos servicios a través de herramientas tecnológicas avanzadas.

Visión unificada de stock

A través de la innovación, se está dando respuesta a las expectativas cada vez más informadas y exigentes con una visión unificada del stock, lo que exige el procesamiento en tiempo real de los movimientos de los artículos, gracias a la implantación de la Inditex Open Platform (IOP).

A través de este sistema, con los datos recibidos de RFID, se puede ofrecer en tiempo real y de forma coordinada todas las novedades creativas desde cualquier dispositivo, conocer la demanda de forma inmediata, gestionar los inventarios con la máxima eficiencia y ajustar consecuentemente de forma precisa la producción, en línea también con los objetivos de sostenibilidad del Grupo.

Durante el primer trimestre de este año, el Grupo ha seguido impulsando su plataforma integrada de tiendas y online, que ya alcanza 72 de los 96 mercados en los que tienen presencia. Zara inició la venta online local en Albania y Bosnia y, ya en el segundo trimestre, en Argentina, Paraguay, Uruguay y Perú, mercados en los que a partir de ahora la marca ofrece ya esta experiencia integrada a sus clientes.

El Grupo prosigue así también su desarrollo en línea con el objetivo anunciado por Pablo Isla de que los productos de todas sus marcas estén disponibles para su compra online desde cualquier rincón del mundo en 2020.

Al mismo tiempo, las marcas del Grupo han protagonizado 19 aperturas durante el trimestre, así como ampliaciones y reformas de tiendas flagship, en mercados como España, China, Portugal, Marruecos, Lituania, Croacia, Corea o Arabia Saudí, entre otros.

El resto de marcas del Grupo también trabajan ya en aperturas y ampliaciones alineadas con esta estrategia, como las de Massimo Dutti en Amoeiras (Portugal), Shanghái, (China), Barranquilla y Medellín (Colombia); Bershka en Brasov (Rumanía) y Belgrado (Serbia); Stradivarius en Rotterdam (Paises Bajos); Oysho en Moscú (Rusia) o en el distrito de Chaoyang, en Pekín, (China); o la apertura de Uterque en Almaty (Kazajistán)

El próximo otoño, Zara abrirá las puertas de un espacio de tres plantas y 800 metros cuadrados dedicado íntegramente a la colección de Zara Man en un edificio histórico, adyacente a la actual tienda de la marca en Paseo de Gracia en Barcelona, cuya última ampliación y actualización abrió sus puertas el pasado mes de noviembre, con las últimas tecnologías al servicio de la experiencia de contacto con la moda.

Comenta esta noticia