14 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las intolerables y dañinas improvisaciones y chapuzas del Gobierno de Sánchez

El espectáculo dado de nuevo con el BOE y la parálisis total de España es inaceptable, especialmente por el intento de Iglesias de aprovecharlo para aplicar su agenda chavista.

 

 

Millones de españoles se han levantado esta mañana sin saber si tenían que ir a trabajar o no, después de que Sánchez anunciara este fin de semana la paralización casi total de la actividad empresarial, industrial y laboral del país.

Pero la publicación en el BOE del Real Decreto que debía precisas esa medida no se ejecutó hasta casi la medianoche, evidenciando una vez más el grado de improvisación con que opera el Ejecutivo desde el comienzo de la crisis. 

Por resumirlo en pocas palabras, Sánchez anunció una medida traumática en fin de semana, sin consultarla ni negociarla con nadie, sin precisar todos sus detalles, sin dar tiempo para su aplicación, sin tenerla cerrada y debidamente consignada legalmente y, a lo que parece, sin contar con Podemos, su socio de Gobierno.

 

 

Las imposiciones de Iglesias parecen explicar otro infumable episodio, a añadir a casi todos los que han jalonado la gestión sanitaria y económica de la crisis, marcados por la tardanza, la inconcreción, las lagunas y la ineficacia.

¿Chavismo ahora?

Que en este caso añaden una inquietante dosis ideológica con la firma de Podemos, la incluir en la letra de medidas necesariamente provisionales un burdo intento estructural de intervenir la riqueza privada del país con la excusa de subordinarla a un supuesto interés general que, al parecer, representa un partido muy proclive al funesto intervencionismo chavista.

Con ese panorama, es de lo más razonable que la oposición en bloque haya puesto el grito en el cielo y empiece a plantearse si el consenso en torno al Gobierno es de verdad positivo para el país o, por contra, solo para que los excesos y lagunas de Sánchez queden impunes y puedan ampliarse. Preguntarse si  a un presidente ineficaz en la gestión y sectario en lo ideológico hay que extenderle un cheque en blanco empieza a ser de lo más oportuno.

 

Comenta esta noticia