15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¡Planazo!: Mil razones para viajar a Florencia en Navidad

Una época perfecta para viajar a esta preciosa ciudad Italiana es el último mes del año, evitarás las colas del verano y podrás vivir la magia de la Navidad en primera persona.

A pesar de que cualquier momento es bueno para conocer Florencia, la principal ciudad de la hermosa región de la Toscana, los meses de invierno permiten disfrutar del David de Miguel Ángel, la cúpula de Brunelleschi, las puertas del paraíso de Ghiberti o El nacimiento de Venus de Botticelli, sin apenas hacer cola, algo muy a tener en cuenta en la localidad de la que proviene el conocido síndrome de Stendhal, un mal que resulta  en estrés por ver demasiadas piezas de arte.

 

Se trata de una ciudad mediana, de unos 400.000 habitantes, por lo que es recomendable dedicar al menos un día a pasear y conocer sus calles antes de visitar sus innumerables museos.

 

Si te hospedas en el casco histórico podrás recorrer la ciudad a pie o en bicicleta. Puedes comenzar por la Piazza del Duomo, centro civil y religioso de la ciudad; la Catedral, el Campanile de Giotto y el Battistero di San Giovanni que componen una de las imágenes más famosas de Florencia. Es momento de desplazarse hasta la Plaza de la República, una de las más importantes de la ciudad, además de la de mayor tamaño, y de acercarse hasta la Fontana del Porcellino en la que, tras acariciar al conocido jabalí de bronce, te asegurarás la vuelta a Florencia.

 

A la hora de hablar de museos, no puedes perderte la Galería de la Academia, hogar del conocidísimo David de Miguel Ángel. También conviene visitar el Duomo, en el que podrás subir a la cúpula para admirar de cerca las preciosas pinturas de Brunelleschi. En la misma plaza encontrarás el Battistero di San Giovanni en el que podrás ver las Puertas del Paraíso. La Galería Uffizi es visita obligada pues se trata de una de las pinacotecas más importantes del mundo con obras Botticelli, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael o Tiziano.

 

Otros lugares de interés y gran belleza son el Palazzo Vecchio, que antiguamente fue la residencia y lugar de trabajo de la corte de Florencia; cruzar el Ponte Vecchio; o el Museo Nazionale del Bargello, el lugar perfecto para contemplar esculturas italianas de los siglos XIV al XVI.

 

Pero, aprovechando que tu viaje es en Navidad, es momento de disfrutar de la decoración propia de la época, llena de luz y color, así como de los eventos tradicionales que se organizan. Por ejemplo la Piazza Santa Croce acoge un bonito mercado navideño que recrea un pueblo alemán típico de Navidad lleno de chalets de madera y adornado con objetos y luces en el que podrás comprar todo lo relacionado con el Belén, árboles y demás decoraciones navideñas.

 

Otra opción es el pequeño Mercado Navideño en Piazza Santo Spirito, que está instalado desde el 19 de diciembre. Si viajas con niños y quieres que vean a Papá Noel, no te olvides de acercarte hasta el Florence Noel, en la Statione Leopolda.

 

La Piazza della Libertá es otro de los escenarios navideños que no te puedes perder por su pista de patinaje sobre hielo y sus villancicos, y si eres amante de la música, tienes dos citas imprescindibles: el Concierto de Navidad y el concierto del Nuovo Teatro dell’Opera.

 

Por último, si eres aficionado a los dulces, encontrarás propuestas gastronómicas de productos locales de todas las regiones de Italia, así como productos clásicos navideños alemanes, como el pan de jengibre y dulces

Comenta esta noticia
Update CMP