23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La sentencia de los tirantes desenmascara a Podemos por apoyar al asesino Lanza

Rodrigo Lanza, el antisistema "disfrazado" durante el juicio por el asesinato de Victor Laínez.

Rodrigo Lanza, el antisistema "disfrazado" durante el juicio por el asesinato de Victor Laínez.

La juez de Zaragoza condena a 20 años de cárcel al antisistema protegido por la izquierda radical y lo deja claro: el asesinato de Victor Laínez fue un crimen "ideológico".

La inmensa campaña propagandística y política, buena parte sufragada por dinero público, de Podemos para blanquear al asesino Rodrigo Lanza ha quedado este miércoles desenmascarada por una sentencia extraordinariamente clara.

La juez de Zaragoza ha condenado al antisistema radical a 20 años de prisión por asesinar a Victor Laínez, al que golpeó hasta la muerte por portar unos tirantes con la bandera de España. Y el tribunal sentencia que este brutal homicidio se debió a motivos "ideológicos".

La magistrada presidenta del tribunal popular, María José Gil Corredera, ha condenado a Lanza a 20 años de prisión por el asesinato "con alevosía y agravante de motivos ideológicos" de Laínez, de 55 años, en un bar de Zaragoza en diciembre de 2017.

Además, condena a Rodrigo Lanza a indemnizar con 200.000 euros a la familia del fallecido y a indemnizar al Servicio Aragonés de Salud con 5.620 euros, correspondientes al gasto sanitario efectuado por intentar salvar la vida a Laínez en un hospital de la capital aragonesa.

La jueza Gil Corredera ha basado esta sentencia en el fallo del jurado popular que lo declaró culpable de asesinato el pasado jueves después de juzgar el caso por segunda vez. En la resolución, la magistrada  recuerda que Rodrigo Lanza ya fue condenado (por dejar tetrapléjico a un policía local de Barcelona). 

La sentencia da por probado que Lanza "golpeó fuertemente con el puño la parte inferior trasera de la cabeza de Laínez" y a consecuencia del golpe la víctima cayó desplomada al suelo, semiinconsciennte, tras lo que el antisistema le dio una patada en la cabeza "e inmediatamente se colocó encima, propinándole puñetazos en la cara y múltiples golpes" para a continuación darle una patada "muy fuerte" en la cabeza "y salió del local, marchándose".

En los fundamentos jurídicos de la sentencia, se considera que ha quedado claro que, el desarrollo los hechos se inició porque Lanza le comentó a uno de sus acompañantes una vez dentro del local de copas que Víctor Laínez, que estaba sentado en la barra, era de extrema derecha y que en ocasiones llevaba tirantes con los colores de la bandera española.

 

 

M.B
Comenta esta noticia