17 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Puigdemont entra en pánico en Waterloo al saber que el chollo se le acaba

El CIS catalán lleva a Bélgica las peores noticias.

El CIS catalán lleva a Bélgica las peores noticias.

Ni siquiera la cocina de la Generalitat ha podido disimular el hartazgo de los catalanes con el fugado y muñidor del desastre. El CIS catalán lleva a Bélgica un panoroma desolador para Junts

Si las tendencia siguen así, muy pronto Carles Puigdemont deberá comenzar a meter sus enseres en una caja de mudanzas. El chollo se le puede estar acabando. La Esquerra de Torrent, Tardá y Rufián ratifica el sorpasso en las urnas.

ERC volvería a ganar unas elecciones generales en Cataluña si se celebrasen ahora con entre 14 y 16 diputados, mientras que el PSC sería segunda fuerza con entre 13 y 14 escaños, aunque lograría un mayor porcentaje de voto por poca diferencia. Pero no solo eso. Esquerra también ganaría unas elecciones autonómicas si se celebrasen ahora con entre 38 y 40 diputados, mientras que el PSC y JxCat empatarían como segunda fuerza seguidos muy de cerca por Cs.

Así lo refleja una encuesta del Centre d'Estudis d'Opinió de la Generalitat, el llamado CIS catalán, realizada entre el 25 de junio y el 17 de julio con una muestra de 1.500 personas y un margen de error de 2,53, que ha presentado este viernes su director, Jordi Argelaguet.

 

La encuesta señala que la tercera posición sería para los Comunes con 8 escaños, lo seguiría JxCat con entre 6 y 7, Ciudadanos bajaría hasta los 3 diputados, el PP obtendría entre 1 y 2, y ni Vox ni la CUP -que nunca se ha presentado a unas generales- tendrían asegurada la representación en el Congreso porque lograrían entre ninguno y 1 escaño.

Como ya ocurrió en las elecciones generales del 28 de abril, ERC y PSC se disputarían la primera posición en Catalunya: los republicanos ganarían en escaños pero en intención directa de voto ganarían los socialistas con un 25,7% respecto al 25,4% del partido liderado por Oriol Junqueras.

ERC se consolida así como primera fuerza en el Congreso por delante de JxCat, como ya ocurrió en las generales de abril, logrando además captar un 8,8% de los votantes que obtuvo el partido de Carles Puigdemont, mientras que la fuga al revés -es decir, de ERC hacia JxCat- solo sería de un 3,8%.

Comenta esta noticia
Update CMP