Argüeso: "Me arrepiento de decisiones que me han separado de algunas personas"

El único senador de Ciudadanos por la Comunidad Valenciana y todavía secretario de organización repasa la situación de su partido y su postura ante la pandemia y los estados de alarma

Emilio Argüeso empezó a muñir Ciudadanos en la Comunidad Valenciana en 2013. Desde entonces hasta dentro de unas semanas (la fecha de la renovación todavía no la ha fijado el partido) dirige la importante secretaría de organización autonómica, el poderoso órgano que decide candidatos y ratifica listas o tramita expulsiones. Entre 2015 y 2019 este polifacético policía y político, además de, por los estudios completados, criminólogo y periodista, compaginó ese cargo con la secretaría de la Mesa de Les Corts. Desde 2019 es el único senador por Ciudadanos en la Comunidad Valenciana. Antes de que abandone su puesto en la organización, hemos querido plantearle una serie de preguntas a modo de balance.

-Acaba de preguntar al ministro de Transportes por ayudas y actuaciones para reactivar el sector de transportes y sobre protocolos de viajeros. ¿Cree que se trata de uno de los sectores más perjudicados y menos tenidos en cuenta con ayudas?

 -Este Gobierno parece que todavía no se ha dado cuenta de que el sector del turismo significa más del 13% del PIB de España, y eso merece que se le respete y se mime. El impacto del COVID-19 al sector va a ser brutal, la patronal turística ha estimado que las perdidas pueden suponer más de 100.000 millones de euros, y ello va a tener unas consecuencias económicas muy graves a la ya maltrecha economía española. La ministra del ramo ha estado desaparecida durante esta crisis, entrando en contradicciones con el resto del gobierno.

En este sentido han ido por delante las administraciones autonómicas y locales, implementando medidas para paliar en la medida de sus posibilidades la nueva realidad que nos ha sobrevenido. El sector turístico es de los que se ha reinventado infinidad de veces, convirtiéndose en uno de los sectores estratégicos más importante de España, y ello se merece que los escuchen, que integren sus propuestas en la agenda de la reconstrucción.

 

-Como senador, ¿piensa que el Senado está siendo una cámara útil en esta crisis sanitaria?

-Está demostrando que muy útil: la actividad no ha cesado durante esta crisis. Hemos seguido trabajando desde nuestros confinamientos gracias a la labor encomiable de los funcionarios del Senado, que nos han facilitado las herramientas técnicas para que podamos realizar nuestro trabajo. Las reuniones de mi grupo parlamentario han sido a diario. Hemos presentado muchas iniciativas encaminadas a paliar los efectos de la crisis. Nos hemos reunido cada uno de los senadores de Ciudadanos con los agentes sociales de cada una de las comisiones de las que somos responsables.

 

La posición de Ciudadanos durante esta pandemia se traduce en que, en lugar de quedarnos en la crítica, no hemos dejado de presentar iniciativas que sean útiles para los españoles. No hemos apoyado una prórroga indefinida al estado de alarma como quería el Gobierno  

-En su calidad de destacado dirigente de Ciudadanos, ¿considera que el apoyo al estado de alarma está siendo suficiente explicado por su partido y comprendido por la ciudadanía?

-Lo que ha demostrado Ciudadanos es que se ha convertido en un partido útil. No hemos apoyado una prórroga indefinida, ni de treinta días, tal y como quería el Gobierno. Solo había dos alternativas: una ilimitada con contrapartidas a los partidos nacionalistas, o una razonable de 15 días con nosotros, en la que va a tener que seguir acudiendo al Parlamento a dar explicaciones y rendir cuentas, se ha conseguido que el periodo de sesiones se alargue hasta julio.

Se trata de que nos centremos únicamente en la implementación de medidas para seguir salvando vidas y empleos, y no en las cesiones a los nacionalistas. El apoyo no ha sido un cheque en blanco, se ha conseguido unos compromisos muy importantes por parte del Gobierno, como desvincular la prestación extraordinaria por cese de la actividad de los autónomos y las cuotas del Estado de Alarma, que se agilice el pago de las prestaciones de los ERTEs o desempleo con la finalidad de que puedan percibirlas antes de junio, entre otras.

Nosotros hemos criticado hasta la saciedad la nefasta gestión de la pandemia, ha llegado tarde, ha actuado de manera unilateral, ha rectificado en infinidad de ocasiones y ha improvisado de manera grosera. Pero la utilidad de Ciudadanos se traduce en que, en lugar de quedarnos en la crítica, no hemos dejado de presentar iniciativas que sean útiles para los españoles.

 

La portavoz de sanidad de Ciudadanos en Les Corts, la diputada Giraldo, ha intentado en infinidad de ocasiones ponerse en contacto con la consellera Barceló, ya ha obtenido la callada por respuesta

-¿Qué opinión le merece la gestión de la crisis sanitaria por parte del Consell y la postura de su partido en Les Corts para supervisarla?

-Nuestra portavoz de sanidad en Les Corts, la diputada Giraldo, presentó el uno de abril un decálogo que apuntaba actuaciones como la dotación a los sanitarios de medidas de protección, abonarles un plus de transporte, hacer test masivos en todos los centros de salud de la Comunitat Valenciana, entre otras muchas más. La portavoz de sanidad de Ciudadanos ha intentado en infinidad de ocasiones ponerse en contacto con la consellera Barceló, y ha obtenido la callada por respuesta por parte de ella, una actitud alejada del resto de conselleres, que sí que han mantenido contacto con los portavoces respectivos. Nuestra actitud en esta crisis ha sido propositiva, no existiendo receptividad por la Sra. Barceló.

La crisis sanitaria en la Comunitat Valenciana no ha sido gestionada de forma eficaz, como por ejemplo la falta de previsión de material, falta de rigor jurídico en la adquisición de material, como los adquiridos en Brasil, que aún estamos esperando que se nos aporte los certificados. Esta semana hemos conocido una denuncia del sindicato CSIF en la que indicaban que sigue faltando material. Se ha incrementado la plantilla de sanitarios, pero con sueldos precarios, que en nada suple la carencia de personal que se viene arrastrando de los gobiernos del PP y que el Botanic no ha sabido ni querido paliar. Falsas expectativas y rigor cuando por no haber hecho PCRs no pasamos a la Fase 1, pudiendo haber ayudado el Colegio de Veterinarios, tal y como pedimos.

-Usted ya anunció en enero que dejaría el cargo de secretario de organización autonómica, aunque sigue ejerciéndolo a falta de que sea nombrado su sustituto. ¿Sabe hasta cuándo seguirá siéndolo? ¿Qué requisitos considera que ha de atesorar la persona que lo reemplace?

-Acabamos de terminar un proceso de elección de consejeros al Consejo General, máximo órgano de Ciudadanos, de los cuales la Comunidad Valenciana aporta 15 miembros que encabeza Toni Cantó, una cifra que representa la gran importancia que para el partido tiene nuestra comunidad autónoma. El siguiente paso es la elección del presidente de este órgano, y, posteriormente, la aprobación del Reglamento de Organización de Ciudadanos. Será a partir de este instrumento cuando se sepa cómo se va a desarrollar la estructura orgánica en toda su extensión.

 

En estos momentos todos los secretarios de las diferentes áreas nos encontramos en funciones, y no será hasta que el Comité Ejecutivo nombre a los nuevos responsables cuando cesemos. Los requisitos del nuevo secretario o secretaria de organización los ha de determinar el Comité Ejecutivo de mi partido y no yo.

 

Las personas que entendieron que debían asumir responsabilidades por los últimos resultados de las elecciones nacionales ya lo hicieron

-¿Qué responsabilidad cree que puede tener la organización del partido, en todas las escalas, en el auge y declive de Ciudadanos?

-Las personas que entendieron que debían asumir responsabilidades por los últimos resultados de las elecciones nacionales ya lo hicieron. Ahora nos encontramos ante un nuevo Ciudadanos que lideran otras personas, capitaneadas por Inés Arrimadas, y cada uno desde nuestras respectivas responsabilidades tenemos que remar unidos para que la próxima presidenta del Gobierno de España sea Arrimadas.

 

-¿Cuál considera que es su legado como secretario de organización, desde que tuvo que empezar a estructurar el partido cuando no contaba ni con concejales? ¿Algún episodio que destacaría y alguna decisión de la que confiesa que se ha arrepentido en estos años?

-He ocupado el cargo más de siete años ininterrumpidamente y podría contar muchas anécdotas. Cuando empezamos éramos un pequeño grupo de unas veinte personas que se localizaban principalmente en Valencia y en Elche. En sus inicios conocí a Juan Córdoba y a Luis Crisol, y desde entonces no nos hemos separado.

Con Juan me une una relación muy especial. Además de tener una mente lúcida, es una excelente persona y un gran amigo. A Crisol lo veo más a menudo. Solemos ir a andar cada vez que podemos y aprovechamos para hablar de nuestras cosas. Los inicios fueron muy crueles, no había estructura, éramos muy pocos, y no había ni afiliados para constituir agrupaciones. Empezamos con tan solo dos, Valencia y la provincia de Alicante. Fran Hervías confió en mí para liderar el crecimiento de Ciudadanos y así se hizo.

 

Dejo un partido en la Comunidad Valenciana que vi nacer, con 18 diputados autonómicos, dos diputados nacionales, un senador, siete diputados provinciales y 315 concejales, incluidos dos vicealcaldes: María Carmen Sánchez en Alicante capital y José Aix, en Orihuela. A mi sustituto/a le dejo más de 3.000 afiliados, 12.300 simpatizantes, y 224 agrupaciones.

Es evidente que cuando tienes que tomar decisiones que afectan a personas, uno comete errores, pero los aciertos compensan a estos. De los que más me arrepiento es de aquellas decisiones que me han apartado de algunas personas, aunque he de confesar que con el tiempo las he recuperado.

A mi sustituto/a le dejo más de 3.000 afiliados, 12.300 simpatizantes, y 224 agrupaciones.

-¿Piensa que Ciudadanos puede remontar y ponerse al nivel de la primavera de 2019, cuando consiguió 57 diputados nacionales y 18 autonómicos? 

-Ciudadanos vino para quedarse, somos imprescindibles. Se necesita un partido moderado y de centro que evite los populismos que tanto daño están haciendo a España. Inés Arrimadas está demostrando que la política útil existe, una política que mejora la vida de los ciudadanos, las soluciones a esta crisis sanitaria y económica sin precedentes vendrán desde el centro y no del sectarismo de algunas formaciones que solo buscan el interés particular frente al general de España. No olvidemos que la iniciativa sobre los pactos de la reconstrucción fue de Inés Arrimadas. Por lo que respecta a la Comunitat Valenciana, Toni Cantó fue el primero en pedir los pactos de la reconstrucción, y en liderar que todos los diputados autonómicos renunciaran al plus de distancia para destinarlos a la lucha contra el coronavirus. 

Comenta esta noticia