07 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Teleoperadores, logística y limpieza, los negocios "beneficiados" del COVID-19

Según los primeros datos podrían perderse hasta 25 millones de empleos en todo el mundo, sin embargo, en la otra cara de la moneda se encuentran las empresas que han tenido que reforzarse.

Además de la crisis sanitaria, la alerta por coronavirus ha traído un problema económico que podría traducirse en una gran pérdida de empleo a nivel mundial. Según los primeros datos podrían perderse hasta 25 millones de empleos en todo el mundo, sin embargo, en la otra cara de la moneda se encuentran las empresas que han tenido incluso que reforzar sus plantillas por asuntos relacionados con esta enfermedad o con nuestra nueva situación de confinamiento. El incremento de la demanda online ha hecho que l Corte Inglés haya crecido en sus departamentos de recogida de pedidos.

Más ejemplos son el de Amazon que ha reforzado su plantilla en 1.500 personas. Indra ha contratado a 250 teleoperadores para atender y asesorar a pacientes con motivo de la campaña de COVID-19. La contratación, realizada a través de Manpower, implica experiencia en atención telefónica o 'call center'. La disponibilidad es de lunes a domingo en turnos rotativos de mañana, tarde y noche. El contrato que se ofrece es del 12 al 31 de marzo, aunque es prorrogable. Los salarios que ofrece Manpower, no Indra, son 7,39 euros/bruto la hora y 8,86 euros/bruto la hora nocturna.

El sector de la limpieza también ha ampliado su empleo por la necesidad de desinfectar y mantener en óptimas condiciones los lugares que tienen que seguir ocupados a pesar del confinamiento. Es el caso de los hospitales, supermercados u oficinas. Compañías como la multinacional Anticimex han disparado la demanda un 300%, puesto que se dedican a desinfectar con nebulización. Muchas empresas que entre sus empleados han aparecido afectados por coronavirus están contratando sus servicios para ejecutar la limpieza de sillas, mesas y el mobiliario de la oficina.

Otros trabajadores que están a tope son los empleados del sector de la logística. El tráfico no se ha restringido para los camiones para garantizar el suministro de mercancías y de productos básicos y, además, las personas, al estar confinadas en su hogar, han pasado a hacer sus compras a través de internet. Este incremento de la demanda online ha hecho que, por ejemplo, Amazon haya reforzado su plantilla en 1.500 personas en todo el país o El Corte Inglés haya reforzado sus departamentos de recogida de pedidos para que la gente haga la compra por internet y recoja su pedido en el aparcamiento del centro comercial sin tener que entrar al establecimiento.

Por último, evidentemente si hay un sector en el que se han disparado las contrataciones es en el sanitario. Entre residentes, MIR, estudiantes de último año, ATS licenciados sin plaza, jubilados… los contratos superan las 50.000 personas.

Comenta esta noticia
Update CMP