13 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

'Los Jordis' presos deliran con la República y llaman "momento gandhiano" al 1-O

Los líderes independentistas han publicado un artículo en el que aseguran que la única violencia existente en Cataluña es la que "ha amparado y promovido el Estado".

Delirante. El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y el expresidente de la ANC y dirigente de JxCat, Jordi Sànchez han calificado los hechos ocurridos el 1-O de hace ahora dos años, cuando se convocó el referendum ilegal en Cataluña como el "mayor acto de desobediencia civil que Europa ha vivido nunca; "el momento gandhiano de Catalunya".

Un calificativo que poco o nada tiene que ver con los planes que los independentistas pretendían llevar a cabo y que fueron frustrados por la Policía y la Guardia Civil la pasada semana, al incautar material para la fabricación de explosivos.

En un artículo de opinión publicado por Elnacional.cat, los líderes independentistas, que esperan la sentencia del Tribunal Supremo desde la cárcel de Lledoners, ha indicado que ante este movimiento pacifista de "desobediencia civil masiva, el Estado optó por la violencia y rechazó el diálogo y el acuerdo", ya que consideran que "violencia fueron las porras del 1-O y también nuestra prisión provisional;son las acusaciones de rebelión y sedición que han llevado a la mayoría de los miembros del Govern legítimo y a la presidenta del Parlament a la prisión o al exilio, y por las cuales nos piden decenas de años de condena."

Además, han calificado a la 'Operación Judas' de "detenciones espectaculares y filtraciones interesadas y falsas para construir un relato criminalizador contra los detenidos", por lo que comparten "la indignación por estos hechos" y lo etiquetan de "juego sucio que el Estado nos impone".

 

Así, "animan" a la ciudadanía a "volver a salir a la calle cuando seáis convocados por nuestras entidades". "El presente es duro y probablemente las sentencias y las próximas decisiones judiciales y policiales todavía lo harán más amargo".

De hecho, insisten en que "la única violencia que en Cataluña hemos vivido desde el 2017 es la que ha amparado y promovido el Estado", por lo que ahora apelan a la no violencia, porque "es la piedra angular que sostiene nuestra causa, que no es otra que la causa de la libertad y la democracia. No es pasividad, renuncia o inactividad. No hay nada que desnude más la violencia del Estado que el hecho de que la nuestra sea una actitud tan contundente, masiva e imaginativa como pacífica".

Comenta esta noticia
Update CMP