15 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La pulla de Soraya a Casado eleva la tensión entre los compromisarios del PP

Tanto ella como él han competido en apoyos a su llegada al Congreso, del que uno de ellos saldrá como nuevo presidente del partido. Los nervios están a flor de piel en el Hotel Auditorium.

La tensión de la campaña se ha trasladado este viernes a los pasillos del madrileño Hotel Auditorium, donde 3.082 compromisarios rumian a esta hora su voto. Unos lo tienen muy claro; otros prefieren callar hasta el final. 

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado han competido en apoyos y aplausos a su llegada, ambos pasadas las cuatro de la tarde. 

La primera ha sido ella, que se ha hecho rodear por el clan andaluz, con Juan Manuel Moreno -el presidente del PP de Andalucía-, Antonio Sanz, Elías Bendodo y Fátima Báñez a la cabeza. Entre gritos de "¡Presidenta, presidenta!" la candidata ha lanzado un dardo a su rival ante las cámaras: "Yo vengo ganadora de una fase, soy la candidata de las bases". 

Sáenz de Santamaría ha tenido dos adhesiones de última hora en la foto de familia de este inicio de Congreso: las de los presidentes regionales del PP en Canarias y Asturias, Asier Antona y Mercedes Fernández, que hasta ahora habían proclamado su neutralidad. 

Rajoy, a su llegada al plenario del Congreso.

 

Mientras la exvicepresidenta recogía su credencial, llegaba al hotel Casado, y la escena se repetía: una nube de dirigentes populares rodeándole -especialmente del PP de Madrid- y gritos de "¡Presidente, presidente!".

Casado ha querido posar en primer lugar con Adolfo Suárez Illana, que apadrinó su desayuno del lunes, el que marcó un punto de inflexión en esta campaña porque allí fue donde María Dolores de Cospedal le dio su apoyo explícito. 

Hasta el último momento ha descartado el candidato ante las cámaras llegar a un pacto de ultimísima hora con Sáenz de Santamaría

Aunque se suponía que esta primera jornada iba a estar dedicada casi por completo a la despedida de Mariano Rajoy, la imprevisibilidad del resultado y los nervios han convertido los pasillos en un hervidero.

Unos y otros están seguros de su victoria por entre 10 y 15 puntos. Unos y otros critican la campaña del rival. Unos y otros dudan de cuánto durarán y cuán profundas en el PP serán las heridas de este 19º Congreso. 

Comenta esta noticia
Update CMP